Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Agroalimentación

La creación de la marca Melocotón de Sartaguda, pendiente de apoyos

Tierra Estella se queda, un verano más, sin sus fiestas temáticas, con la guindilla y el melocotón de protagonistas

Temporeros recogiendo melocotón en la fina de José María Zapata
Temporeros recogiendo melocotón en la fina de José María ZapataGener
Publicado el 14/08/2021 a las 06:00
Sartaguda cuenta con una veintena de productores de melocotón que cultivan hasta 12 variedades de esta fruta en unas 40 hectáreas. A finales de 2020, Ayuntamiento y agricultores dieron los primeros pasos para crear un sello de calidad para su producto estrella. El proyecto, tutelado por el Gobierno de Navarra y por los técnicos de INTIA, busca no tanto una Denominación de Origen como la del Pimiento del Piquillo de Lodosa o el Espárrago de Navarra, sino un reconocimiento de calidad en un marco legal como el que tienen otros productos navarros como la Cereza de Milagro o el Ajo de Falces. Sin embargo, ocho meses después, la iniciativa está en el aire.
Tanto desde INTIA como desde el propio Ayuntamiento reconocen que, pese a las buenas intenciones iniciales, solo cinco productores se han mostrado dispuestos hasta ahora a unirse al proyecto. No obstante, todavía está pendiente una reunión a tres, Ayuntamiento, agricultores y los técnicos, que se celebrará, previsiblemente, a finales de este mes con el objetivo de decidir si siguen adelante con la marca, pese a ser pocos, o si amplían la propuesta para incluir a productores de municipios vecinos.
50 CÉNTIMOS EL KILO
José María Zapata Moreno, uno de los productores de melocotón de Sartaguda, cree que la marca identificativa de la fruta beneficiará a todos, a los agricultores y a la propia localidad. “Es algo de lo que veníamos hablando hace tiempo. Soy optimista y creo que al final se apuntará más gente. Lo que ocurre es que cada vez hay menos superficie de melocotón. Hablan de que este año nos pagarán el melocotón a 50 céntimos el kilo. El año pasado osciló entre los 40 y 60 céntimos. Y ese precio tan bajo también pesa”.
Zapata, cuya familia ha cultivado siempre melocotón en la localidad de Tierra Estella, dedica este año solo media hectárea al cultivo de esta fruta. Los años que pesan, indicó, los precios bajos y la dificultad de encontrar temporeros, le han hecho reducir la producción. No obstante, piensa inscribir una de sus fincas en la marca de Melocotón de Sartaguda, siempre que la iniciativa salga adelante. “El melocotón tarda hasta cinco años en ser productivo”. Para Zapata, la calidad del fruto de este año es muy buena. “Hacía tiempo que no tenía melocotones con esta calidad”.
SIN VISITANTES
La feria del Melocotón de Sartaguda, que se iba a celebrar el próximo fin de semana y que forma parte de las fiestas temáticas estivales del Consorcio Turístico de Tierra Estella, se ha vuelto a suspender por la situación epidemiológica y el elevado número de contagios que registra la comunidad. La cita hubiese celebrado su octava edición.
En 2019, se llegaron a vender, en la plaza de La Libertad, hasta 12.000 kilos de esta fruta, a un euro el kilo, en poco más de dos horas. El mercado ofreció otras frutas y frutos de temporada como paraguayos, peras, tomates y artículos de artesanía. Durante su celebración, por primera vez, se concedió el Melocotón de Plata, un galardón que nació con intención de perpetuarse y que la Asociación de Vecinos Calle Nueva concedió a Julio Sesma.
La pandemia deja un año más en el camino importantes referentes de este calendario anual, como ya ocurrió la pasada primera con la cancelación de la feria del espárrago de Dicastillo, el Capítulo de la Cofradía de Mendavia, Artesparto en Sesma, el viacrucis viviente y la cita gastronómica de Andosilla y también este mes la de La Guindilla en Cárcar, prevista para primeros de agosto.
La alcaldesa de Cárcar, Teresa Insausti indicó que, dados los datos epidemiológicos, no había otra opción que la cancelación. “Somos conscientes del gran esfuerzo que estamos haciendo en estos momento toda la sociedad para superar la pandemia y no podemos tirar por la borda todo lo conseguido”, indicó. Unas declaraciones a las que se suma el primer edil sartagudés, que añadió que “la no celebración de las fiestas constituye un acto de responsabilidad hacia todos los vecinos”.

Una vuelta a la feria del Piquillo de Lodosa y en el aire el toro con soga

De la lista de suspensiones de las fiestas temáticas de este verano solo se han salvado las Jornadas de Astroturismo de Lerín, celebradas del 22 al 25 de julio, que, para sacarlas adelante, optaron por una vía dual, on line y presencial con control de aforo. Falta por conocer qué ocurre con el toro con soga y con la fiesta del Pimiento del Piquillo de Lodosa. La alcaldesa de esta localidad, Lourdes San Miguel, anunció que sería muy difícil celebrar las salidas del toro con soga, a partir del tercer fin de semana de septiembre. “Hay que ser prudentes, pero va ser muy difícil”. Pero San Miguel es más optimista sobre la feria del Piquillo, que tiene lugar el primer fin de semana de octubre. “Le estamos dando una vuelta a las actividades para evitar aglomeraciones, pero creemos que sí se podrá celebrar”. Entre las posibilidades que se manejan figura la visita a las fincas en bicicletas eléctricas.
volver arriba

Activar Notificaciones