Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Un almuerzo en el Paseo despide las fiestas

El lugar del encierro de novillos de la mañana fue ocupado por la suelta de vaquillas en la plaza

  • MARI PAZ GENER . LODOSA
Publicado el 05/08/2011 a las 01:18
Los auroros, que el pasado martes no pudieron ofrecer el almuerzo anunciado en el programa al decretarse una jornada de luto por la muerte de Félix De Luis Morentin, corneado por un novillo, se unieron ayer a las amas de casa y a los voluntarios de Ribera Prosalud para preparar y repartir el almuerzo en el Paseo. Cuarenta kilos de chistorra frita distribuidos en 110 barras de pan- algo más de 500 bocadillos- acompañados por 50 litros de vino, clarete y tinto, procedentes de la Cooperativa San Ramón de Lodosa.
En los fogones, las tres sartenes instaladas bajo los árboles, se encontraban "cuatro expertos cocineros": Ramón Aragón Gil, José Mª Iturriaga, Jesús Campo Martínez y Valentín Martínez. Los preparativos del almuerzo se iniciaron a las 10 de la mañana, aunque la mayor afluencia de vecinos acudió una media hora más tarde, cuando finalizó la suelta de vaquilla, un acto que se saldó sin ningún tipo de incidente y en el que Cruz Roja no tuvo que realizar atenciones.
Mientras recogían los restos del almuerzo, las amas de casa y los voluntarios de Ribera Prosalud se unieron al grupo de auroros que preside Jesús Campo Martínez para ofrecer un clásico recital festivo que comenzó con la Canción de la patata, un tema cómico con varias estrofas en el que se ensalza todas las virtudes del tubérculo y que se completó con jotas en honor a la Virgen de las Angustias, patrona de la localidad.
250 socias
Pili Hernández Zorzano que preside la asociación de amas de casa, un colectivo que reúne a 250 socias, apuntó que siempre echaban una mano en todos los actos en los que les llama el Ayuntamiento, ya sea en la fiesta del pimiento del piquillo o en los almuerzos de fiestas. "Además de las colaboraciones, durante todo el año realizamos cursos, charlas y viajes para los socios", añadió Pili Hernández.
José Resano, uno de los voluntarios de Ribera Prosalud, un colectivo que lucha por la reinserción social de jóvenes que han tenido problemas de adicciones, recordó que han abierto una tienda de objetos y ropa de segunda mano en los bajos del casino y financiar cursos formativos. El establecimiento abre los lunes, jueves y sábados de 18 a 22 horas.
volver arriba

Activar Notificaciones