Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

FESTIVIDAD DE SAN ANTÓN

San Adrián se reúne en torno a las hogueras

  • Sobre las siete de la tarde, los vecinos más fieles a la tradición comenzaron a encender los fuegos en sus barrios

Imagen de la noticia
Vecinos en la hoguera de la calle Santas Reliquias. MARI PAZ GENER
Imagen de la noticia
En la calle Roncesvalles tenían previsto reunirse 30 personas. GENER
Imagen de la noticia
José Antonio Amatria Esteban, Jesús García Viana y Jaime Gómez Hernández preparando el rancho en la calle Roncesvalles. GENER
  • MARI PAZ GENER . SAN ADRIÁN
Actualizada 17/01/2012 a las 00:02

Quemar lo viejo y lo malo, recuperar las buenas relaciones con los vecinos y pasar un rato agradable cenando y charlando con ellos en la calle hasta que las hogueras se convierten en unas pocas brasas. San Adrián cumplió con la tradición de la víspera de San Antón. Aunque la mayor parte de la población eligió el fin de semana para encender los fuegos, algunos vecinos, los más fieles con las costumbres, prefirieron observar el calendario. Entorno a las 19 horas, pronto para que los escolares no tuviesen sueño al día siguiente, algunos barrios comenzaron a encender las hogueras.

En la calle Roncesvalles, unas treinta personas se reunieron entorno a la hoguera que, desde hace 35 años, se enciende cada 16 de enero. Abuelos, hijos y nietos se juntaron para preparar unas patatas asadas, unas migas y un rancho de costillas y conejo. Jaime Gómez Hernández, de 68 años, explicó que, antes, en las hogueras se quemaba todo lo viejo. "Durante el año íbamos guardando todas las cestillas viejas, los cestos o incluso muebles estropeados que luego se echaban al fuego. No había palés como ahora, íbamos al campo para buscar algo con que prender el fuego. Recuerdo que cuando era un crío se comían patatas y ajos asados, poco más ".

No obstante, Gómez añadió que el espíritu de San Antón sigue siendo el mismo pese al paso del tiempo. Olvidar lo viejo y lo malo que ha ocurrido, incluso los malos rollos entre vecinos y hablar de cómo le va a cada uno. "En San Adrián no recuerdo cofradía de San Antón, ni bendición de los animales. Solo las hogueras, que siempre se han encendido". Para entretener a los más pequeños, la calle Roncesvalles recuperó juegos tradicionales de antaño como la roncha o los trompos.

Ocho familias que se conocen desde hace más 50 años

Otra de las pocas hogueras que se encendieron ayer en San Adrián fue la de la calle Santas Reliquias, casi en La Villa. El grupo de unas 28 personas que se reunieron en torno al fuego pertenecían a ocho familias, en su mayoría vecinos desde hace más de 50 años. Fermín Santos Pastor, de 79 años y Emilio Antoñanzas Salvatierra, de 68, fueron dos de los más veteranos en la hoguera. "Los hijos y algunos nietos hicieron su hoguera el fin de semana. Pero no faltan a esta. Para mantener las tradiciones, es mejor no cambiarlas", comentó Fermín Santos. "Hemos quemado de todo en las hogueras, incluso maletas. Este mismo año unas ventanas que he cambiado en casa", comentó Emilio Antoñanzas que apuntó que la cena junto al fuego iba a consistir en 4 kilos de panceta y otros tantos de chistorra y postre como la sopa del niño, torrijas y bizcochos.

Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE