Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Oteiza recoge tapones con un fin solidario

  • Estas piezas, siempre de plástico, se venden y el dinero recaudado se destina a ayuda a niños con enfermedades

  • M. M. E. . ESTELLA
Actualizada 30/10/2011 a las 01:05

"¡Mamá, ya no tires más los tapones! Son para un niño que los necesita. Está enfermo y se cambian por dinero para curarle". Con esta historia llegaron un día a casa, en el pasado mes de marzo, los alumnos entonces de segundo curso de Primaria del colegio público de Oteiza. Ellos (Paula Arbizu Barbarin, Mario Torrecilla Sádaba, Naiara Cuéllar Vargas, Irene Echeverría Ibáñez, Aimar Marco Fernández, Héctor Marco Fernández, Diego Martínez de Eulate Barbarin y Rocío Aramendía Azpilicueta) habían conocido las dificultades por las que atravesaba un niño -con una edad similar a ellos- que no podía mantenerse en pie. Necesitaba un bipedestador, el aparato que le permitiese sostenerse erguido y los tapones le iban a ayudar.

Por tanto, su misión era llenar cuantas más bolsas pudiesen de estas pequeñas piezas, siempre de plástico. El cambio era un euro por cada 33 y estaban muy concienciados. Así que enseguida corrieron la noticia entre sus familiares. "Yo les dije a mis tíos y mis abuelos", comentó Diego Martínez de Eulate, de 7 años.

La iniciativa solidaria enseguida se extendió por toda la comunidad educativa y las bolsas comenzaron a llegar al centro una detrás de otra. "La acogida fue tremenda", aseguró Marisa Urabayen Ijurco, la profesora que introdujo el tema en clase con los alumnos de 2º de Primaria con el objetivo de fondo de aprender a ponerse en el papel de otro y valorar, en definitiva, lo afortunados que son.

Los propios alumnos elaboraron carteles informativos que pegaron después por comercios y puntos de mucho tránsito de la localidad para que todos los vecinos se sensibilizaran con el tema. "Yo hice un cartel para que mi padre lo pusiera en la fábrica donde trabaja", aseguró Héctor Marco Fernández, de 7 años.

También, en la panadería

Después, la ayuda se destinó para otra niña residente en el País Vasco, con una enfermedad degenerativa, y desde primeros de este curso los tapones son para Aitana, una niña de 9 años de Tarazona (La Rioja). Necesita una intervención de corazón. "Le están pasando cosas malas. Le tienen que operar. Está enferma y tenemos que ayudarle. Nosotros podemos hacerlo porque tenemos salud", aseguró Irene Echeverría Ibáñez, de 8 años.

La recogida, de la que se ocupa de forma gratuita la empresa de transporte urgente Seur, no paró durante las vacaciones escolares de verano. Entonces, el testigo lo recogió la panadería artesana local Guembe, a donde llegaron las bolsas llenas de tapones. "Yo les dije a mis padres y tíos que había que llevarlos allí", indicó Rocío Aramendía Azpilicueta, de 8 años. Y todavía hoy continúa. "Estos niños necesitan mucho ánimo y continuaremos ayudándoles", concluyó Aimar Marco Fernández.

LA CIFRA

33 TAPONES valen un euro. En el colegio desconocen la importante cantidad de ellos que han entregado desde marzo.

Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE