Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Mil hectáreas para el consumo ecológico

  • Los propietarios, de Salinas de Oro, creyeron desde el principio en una producción en libertad

Imagen de la noticia
Vacuno de raza pirenaica y ejemplares de jaca navarra comparten los terrenos, muy secos este otoño, de esta explotación ganadera de Tierra Estella. MONTXO A.G.
Imagen de la noticia
Josu Gironés Barbería en la finca Sarbil con las ondulaciones del valle de Guesálaz al fondo. MONTXO A.G.
  • M.P.A. . SALINAS DE ORO
Actualizada 05/10/2011 a las 01:01

MIL hectáreas que ascienden de los 450 a los 1.100 metros de altitud en un paisaje entre praderas y encinas son el hogar de un ganado en libertad destinado a abastecer al mercado de carne ecológica en Navarra. Finca Sarbil, el proyecto de una familia de Salinas de Oro, se extiende de Etxauri al valle de Guesálaz en terrenos donde las cabezas de vacuno pirenaico conviven con caballos (jaca navarra) y cabras. El negocio, como otros de la zona, abre hoy sus puertas al turismo y mantendrá en las estaciones frías una oferta de visitas guiadas diseñada desde la asociación Tierras de Iranzu.

La finca de producción "verde" se incorporó al programa y permite recorrer una extensión volcada hace 25 años en la crianza de reses bravas. Josu Gironés Barbería, el actual responsable con su hermano Aritz, explica que su padre y su tío, Gregorio y Pedro, la adquirieron entonces e iniciaron en ella la crianza para carne, un proceso del que se colgó en 2005 la etiqueta de ecológico. "De siempre, antes de dar este paso, ellos tenían al ganado fuera, sin estabular", argumenta.

¿A qué obliga esta certificación en la finca? Con los abonos y herbícidas químicos prohibidos, una alimentación natural y la homeopatía como único tratamiento permitido, el ganado de la familia Gironés se desenvuelve en un medio que le aporta cuanto necesita sin necesidad de ser estabulado. "Practican la transhumancia en la propia finca, es un ganado con una genética muy lograda y, si un ternero mama, va a tirar para adelante. Sólo cuando nieva mucho y el terreno está muy blanco se echa forraje para que puedan alimentarse", añade.

Todos los días del año

Como queserías, bodegas y otros negocios que sustentan la economía en los valles, finca Serbil proporciona a sus visitantes una visión al detalle de su actividad ganadera. El verano mantiene a los animales en las partes altas de la explotación que abandonan de forma progresiva hacia puntos menos elevados cuando las temperaturas bajen y cambien terrenos más secos de lo habitual en este inicio del otoño.

Los turistas conocen así que en finca Sarbil lo que no come el vacuno lo hacen caballos y cabras, que limpian el terreno de zarzas. Que el agua de la nieve se almacena en las dos balsas de las que se deriva el abastecimiento al ganado en una red de abrevaderos, que el estiércol nutre de abono a las mismas tierras y que los propietarios desbrozan su propio monte en un ciclo que exige su presencia todos los días del año.

Del proceso forma parte la selección de las crías, de las que van para carne o se destinan a reproducción. "Durante este tiempo no hemos metido animales de fuera y la apuesta ha sido mejorar los nuestros hasta conseguir una buena genética que hoy interesa y que mucha gente viene a buscar", argumenta el ganadero. De esta adaptación al terreno hay ejemplos que los Gironés destacan, desde la búsqueda de comida hasta la defensa de sus crías frente a los ataques de buitres. Los que un día se dieron dejaron de repetirse hace tiempo. "Ya no pasa. Cuando va a parir, se esconden entre la maleza y allí pone a salvo a su cría. Las más viejas protegen también luego a las más jóvenes y hemos dejado de tener bajas por este motivo", subraya.

La venta del producto

La familia Gironés, que explota también la sal de manantial de su localidad, completa la cadena con la venta de su producción cárnica sin intermediarios y mediante la entrega de lotes a domicilio, lo que permite distribuir entre el cliente y el ganadero el margen que antes se quedaba en el camino. Se cierra así un círculo que empieza con el nacimiento del ternero en el monte, donde permanece con su madre -hay unas 250 reproductoras en este momento- para alimentarse de leche y pastos durante los primeros meses de su vida.

Al final de este proceso, que se prolonga durante unos cinco o seis meses en función de cada animal, los que se destinarán a carne se desplazan hacia la parte baja de la finca, donde sí cuentan con un espacio a cubierto y más reducido. Allí, tras el destete, completan su dieta con forraje y cereal para adquirir la grasa necesaria. "Lo compramos a una cooperativa ecológica, pero la idea en el futuro es preparar la mezcla nosotros mismos con cereal de Navarra", indica.

OPCIONES DE OTOÑO

TURISMO ACTIVO

1. Safari a la casta navarra. Discurre por los bosques de encinos del valle de Yerri, donde se asienta la ganadería de Alba Reta (Grocin). Se realizarán del 7 al 12 de octubre y del 28 al 1 de noviembre.

2. Salinera Gironés. Todos los días, puede optarse por una visita guiada a las salineras del manantial natural.

3. Finca ecológica de Salinas de Oro. También diarias, discurrirán por la finca Sarbil en la sierra.

4. Paintball (Zurucuáin). Oferta diaria.

5. Rutas de senderismo. A los senderos de Tierras de Iranzu, Cañón del río Ubagua, Dulanz, entre otros e igualmente diaria.

BODEGAS Y ENOTURISMO

Las bodegas Pacharán Azanza, Lezáun, Tándem, Palacio de Azcona y Aroa mantienen en la nueva temporada una oferta basada en visitas guiadas por sus empresas o viñedos, degustaciones y otras actividades.

QUESERÍAS

Susperregui (Abárzuza), Aldaia (Lezáun) y Urrizaga (Abárzuza) siguen también con el modelo de recorridos guiados y degustaciones a lo largo de todos los días y con reservas previas.

CULTURA Y GASTRONOMÍA

Se ofrecen también para toda la temporada otoño-invierno visitas guiadas al Monasterio de Iranzu, al románico de Santa María de Eguiarte, al de Santa Catalina de Alejandría, al del concejo de Arzoz y al de Lezáún, con degustaciones gastronómicas en establecimientos próximos después de las visitas.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE