Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

SECTOR AGRÍCOLA

Tierra Estella pierde una cuarta parte de sus agricultores en 7 años

Aitor Sanz de Galdeano, Rubén Martínez Landa y Tirso Salvatierra Martínez de Eulate posan contra el fondo de los campos agrícolas.
Aitor Sanz de Galdeano, Rubén Martínez Landa y Tirso Salvatierra Martínez de Eulate posan contra el fondo de los campos agrícolas.
MONTXO A. G.
  • R.ARAMENDÍA . ESTELLA
Actualizada 22/03/2012 a las 18:43
 El campo en Tierra Estella está cambiando. Hoy son muchos menos los agricultores que manejan las mismas tierras. Los datos son suficientemente expresivos. Desde el año 2005 hasta hoy la merindad ha perdido una cuarta parte de sus agricultores sin que por ello se hayan abandonado las fincas. Hace siete años había en Tierra Estella un total de 1.990 agricultores a título principal (ATP), sumando los 714 de la comarca IV y los 1.276 de la comarca VI (que incluye una parte de la zona media), según la zonificación que realiza el Gobierno foral. Al cierre de 2011 estas cifras habían pasado a ser de 545 y 910 ATP en cada una de las zonas, un total de 1.455 y un 26,8% menos que siete años antes.

Un sector acuciado por la permanente presión sobre los precios y que además soporta picos de costes derivados de la evolución de los precios del petróleo y los ingredientes químicos de los fertilizantes no resulta atractivo para las generaciones más jóvenes. "En cada pueblo el número de personas que se dedican al campo con menos de 40 años pueden irse contando con los dedos de una mano", ejemplifica Tirso Salvatierra Martínez de Eulate, agricultor de Oteiza de 50 años. "En el futuro el retroceso será mayor, ya que se habla de que en diez años probablemente desaparecerá el 60% de los que existen hoy", certifica.

Pero la buena noticia es que el campo no retrocede. De hecho, en una serie histórica de seis años se comprueba cómo las hectáreas cultivadas presentan ciertas oscilaciones un tanto aleatorias, aunque se mantienen siempre en una horquilla que roza las 53.000 ha en la zona central de Tierra Estella y las 67.000 de la Ribera Alta. De hecho, en esta última zona hay más tierras de labor ahora que en el año 2006.

Un menor número de manos llevan ahora las mismas tierras que siempre, pero este hecho no se traduce necesariamente en un aumento del tamaño de las explotaciones, aunque es una tendencia que se apunta y que en el futuro puede contribuir a que los que se quedan puedan ganar algo de rentabilidad. "Los medios modernos nos permiten abarcar ahora muchas más hectáreas que hace unos años", indica Salvatierra. Pero el cambio de modelo tardará aún en llegar porque persisten los viejos esquemas. "Estamos menos agricultores, pero se ven los mismos tractores que siempre en el campo", expresa de una forma muy gráfica un joven agricultor de Yerri. La generación de labradores recién jubilada, que se da de baja como ATP sigue durante muchos años manteniendo sus tierras, sin que haya un cambio efectivo de manos de forma inmediata.

Al cuidado de terceros


Un paso distinto han de dar las generaciones que van heredando estas tierras de cultivo. En la mayoría de los casos no se abandonan, sino que se arriendan a los agricultores que sí que siguen en activo, muchas veces a través de las propias cooperativas locales, de manera que por este lado las extensiones a cargo de una misma persona se van haciendo más grandes. "Sin embargo, fórmula de los arriendos multiplica el trabajo y las hectáreas que lleva cada agricultor, pero tampoco deja demasiado margen de rentabilidad", advierte un experto del sector desde el ITG.

El campo en Tierra Estella está a las puertas de una transformación que se apunta, pero que no acaba de llegar, hacia un modelo más profesionalizado. "El agua es uno de los factores que pueden ser más decisivos hacia este cambio", defiende Salvatierra.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE