Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

INVESTIGACIONES

Lo que los archivos sacan a la luz

Unos a título individual y otros vinculados a grupos de vecinos, la merindad tiene quien investiga en sus archivos. A Francisco Javier Moreno Martínez, en Azagra, o a Jesús Marco del Rincón, en San Adrián, les une un interés que lleva años dando frutos.

  • M.P.A.. ESTELLA
Publicado el 20/03/2011 a las 02:02
ARCHIVOS municipales, parroquiales y otros depósitos de fondos cuya investigación aporte luz sobre el pasado constituyen espacios familiares para personas de distintos municipios de la merindad que comparten el mismo interés por su estudio. Las profesiones de algunos no guardan relación con la historia -son ingenieros o secretarios municipales- y las de otros, dedicados a la docencia, les siguen llevando en su tiempo libre por la misma ruta.
Juan Cruz Labeaga Mendiola, sacerdote e historiador en Viana o su paisano, el profesor Félix Cariñanos San Millán, llevan años vinculando sus nombres al estudio del pasado de una ciudad a la que dejarán el legado de una obra prolífica. También sacerdote, Isidoro Ursúa Irigoyen encuentra en el valle de Guesálaz una fuente inagotable de curiosidad y vuelca luego en libros sucesivos sus conocimientos. De profundizar en los archivos para difundir después datos y episodios de interés saben también los integrantes del CETE, el Centro de Estudios Tierra Estella con un largo trecho recorrido en la materia. En Andosilla, los vecinos que forman el grupo de investigación suman a estos datos los que los mayores del pueblo aportan en sus recuerdos.
La misma afición ha calado en otros municipios de la ribera de la Merindad, escenario en las últimas semanas de citas culturales con el pasado como hilo conductor. En San Adrián, en el marco de las jornadas anuales de la asociación de Amigos de la Historia inmersa en esta labor, el abogado Jesús Marco del Rincón ofrecía recientemente una conferencia sobre el sindicalismo agrario en San Adrián a principios del siglo XX. En las mismas fechas, Javier Moreno Martínez hablaba en Azagra, en el contexto de unas jornadas culturales, sobre la figura de San Ginés, titular de una ermita ya desaparecida.
Ambos relatan en estas líneas el origen de su pasión por los archivos, los temas que han buscado en ellos y las vías para divulgar lo encontrado.
San Adrián inspira
Jesús Marco del Rincón, secretario del Ayuntamiento de Olite y de la mancomunidad de Mairaga, ha sido en esas jornadas el rostro visible de los Amigos de la Historia. ¿Por qué aparece la curiosidad por descubrir datos concretos de la historia de su pueblo? El interés para él estriba en contextualizar esos pequeños episodios locales en la historia de Navarra y de España. "Dar con esos datos resulta muy agradecido porque te das cuenta de que lo que ha ocurrido en tu localidad está inserto en los acontecimientos de un país. En ocasiones ratificas la idea de los historiadores y otras ocurre lo contrario, que puedes estar ante un hecho distinto o una excepción en ese momento", argumenta.
Jesús Marco indaga para ello en el Archivo General de Navarra,en el parroquial de San Adrián y, en menor medida, en el municipal. "A veces es un camino de ida y vuelta, vas buscando un asunto, ves que hay cierta bibliografía, fondos documentales de interés y atacas ahí. Aparecen aspectos interesantes sobre San Adrián, no necesariamente de historia. A veces son datos curiosos de acuerdos del Ayuntamiento que te llevan a hacer una reflexión", argumenta. Y cita, como ejemplo, el estudio sobre las ventas de bienes municipales durante el siglo XIX en la dimensión local de la desamortización de 1855.
Los Amigos de la Historia combinan sus publicaciones con charlas. Como sus compañeros, Jesús Marco considera que, al margen de su mayor o menor eco, los trabajos tienen un sentido y cubren un hueco. "Se puede y se debe hacer cosas sin buscar nada a cambio y son igual las más satisfactorias para la vida de la gente. Hay proyectos de repercusión más inmediata y otros de largo recorrido, pero poco a poco vamos cubriendo capítulos completos del pasado de San Adrián ", añade. Sus visitas a los archivos se quedan para las vacaciones o los puentes, cuando el trabajo lo permite.
Las horas de consulta le acercaron a la vida de antiguos vecinos, a nombres como Benito Munilla y Fructuoso Muerza, diputados en la II República. "Hay datos que descontextualizados no interesan pero que responden a lo que sabemos es un fenómeno histórico de interés. Al estudiar las cooperativas agrarias de San Adrián, te das cuenta de que el coopera tivismo tiene una raíz ideológica impulsado por la iglesia. Y de que el siglo XIX es fundamental para entender el XX en España porque bucear en este periodo es hacerlo en el ayer más inmediato de nuestro país", destaca.
Azagra como fuente
Ingeniero industrial de 35 años de edad, el nombre de Francisco Javier Moreno Martínez rubrica algunos de los Cuadernos Azagreses editados a lo largo de estos años. Sus estudios le orientaron hacia un frente diferente a otro que ya desde los tiempos de colegio e instituto le había apasionado. Años después, su profesión le derivó hacia los controles de calidad, pero la historia ha seguido siendo uno de sus pilares. Francisco Javier Moreno cuenta como su primera investigación le permitió remontarse hasta el año 1600 en su árbol genealógico. "Con 18 años empecé a meterme en cosas de más intensidad que luego desarrollé en la carrera, siempre a la busca y captura de información relacionada con el pueblo", señala.
Al autor de investigaciones sobre San Ginés, Azagra en Filipinas o la Virgen del Olmo le gustan los temas lejanos en el tiempo, épocas muy antiguas del Imperio Romano y la Edad Media tardía. Hay, explica, un periodo donde se siente sobre todo cómodo, el que discurre entre los siglos XIV y XVIII. "Durante estos años he trillado el archivo municipal de Azagra y fuera accedo también al diocesano de Pamplona o al general. Los fines de semana siempre he encontrado muchas facilidades por parte de la parroquia. Hoy hay, además, mucha gente dispuesta a colaborar a través de Internet", cuenta.
Los temas se suceden, pero no se agotan nunca. Al estudio sobre San Ginés seguirá el de la prensa en el siglo XIX y hay un horizonte de interés en cofradías, ermitas, La Barca, el monte o la industria. "Los cuadernos van saliendo por un grupo de edades e intereses muy variados. Yo investigo porque me interesa, es una afición mía y la publicación ofrece luego un formato para publicitar lo que hacemos. Pero publicar para mi no es el objetivo, sino disfrutar de la búsqueda y de lo que consigues. Ahí está la parte más divertida", argumenta.
Padre de tres hijos, trabajo y familia limitan hoy sus tiempos para sumergirse en los archivos. Se queda, de estos años, con muchos momentos y uno tan especial como el hallazgo del acta de la primera bajada de la Virgen del Olmo en 1804, una fecha que se conmemoraría después con la celebración del 200 aniversario.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE