Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

La bajada de socios en polideportivos lleva a revisar sus contratos de gestión

La crisis se baraja como principal causa para este descenso que no afecta a Lodosa y Ayegui

  • MARI PAZ GENER/M.M. . SAN ADRIÁN /ESTELLA
Publicado el 19/03/2011 a las 02:00
El descenso de socios que sufren los grandes polideportivos de la comarca -Estella, San Adrián y Viana- ha llevado a sus ayuntamientos a replantearse los contratos con las empresas gestoras de las instalaciones. La mayoría se suscribieron atendiendo a las circunstancias de entonces: con vecinos ávidos de este tipo de recintos tras años de demanda (como por ejemplo en Estella) y sin la sombra de la crisis.
Nada hacía prever entonces un descenso acusado de abonados que, como ha ocurrido en Viana, obliga a un desembolso anual de las arcas municipales por la cláusula en la que se indica que el Ayuntamiento velará por la viabilidad económica del centro termolúdico y las piscinas municipales. Como tampoco, en el caso de la ciudad del Ega, que las condiciones económicas impuestas a los gestores en la revisión que se hizo del inicial contrato en 2005, se les incluyó un canon variable. Pero es que entonces el polideportivo municipal rozaba los 3.000 socios mientras que ahora la crisis y la apertura del cercano polideportivo de Ardantze los ha dejado en 2.300. Una situación a la que permanecen ajenas Lodosa y Ayegui, donde su instalación mantiene desde su apertura en septiembre de 2007 los alrededor de 1.800 socios.
En cambio, en San Adrián el Ayuntamiento y la UTE Gesport-Kines han rescindido de mutuo acuerdo el contrato que firmaron hace tres años para la gestión del Complejo Deportivo de la localidad. La crisis económica y el que no se hayan cumplido las previsiones del proyecto de viabilidad que fijaba en 2.000 los abonados anuales para hacer rentables las instalaciones han llevado a esta situación.
A fecha de hoy, el complejo deportivo de San Adrián cuenta con 1.143 abonados anuales y 66 de invierno, aunque el número de usuarios se sitúa en unos 3.000 al mes. Pese a la rescisión del contrato y hasta que se realice la nueva adjudicación- previsiblemente para antes de la campaña estival- , la UTE Gesport-Kines continuará haciéndose cargo del polideportivo.
Condicionado en San Adrián
Junto con la rescisión del contrato, la corporación ribera aprobó el nuevo condicionado para el concurso de gestión del polideportivo al que podrán acceder en igualdad de condiciones todas las empresas que lo deseen, incluida la actual gestora. Como primer punto, los concejales decidieron rebajar de 3.000 euros a 500 al año el canon que la firma adjudicataria deberá pagar al Ayuntamiento por la gestión.
El nuevo contrato se firmará para un periodo de cinco años, igual que el que regía hasta ahora. Entre el resto de condiciones que se han modificado para facilitar el rendimiento de las instalaciones, destaca la de que, a partir de la nueva adjudicación, será el Ayuntamiento y no la empresa el que se haga cargo de los gastos del agua que se consuma en las instalaciones.
Las arcas municipales también costearán el mantenimiento de la zona de jardín y el contrato de seguridad multi riesgos que requiere por ley este tipo de instalaciones. El de responsabilidad civil lo realizará la gestora. Según explicó la concejal de Deportes, Paqui Jiménez, el Ayuntamiento confía que, con el nuevo condicionado, la empresa adjudicataria logre rentabilizar la gestión. Ambos puntos, la rescisión del contrato como el nuevo condicionado, fueron aprobados por unanimidad en un pleno.
Lodosa y Estella
En Lodosa, la firma Bpxport gestiona desde el pasado septiembre las instalaciones deportivas municipales, que incluyen las piscinas de verano y cubiertas, jacuzzi, saunas, sala de musculación, pabellón deportivo multiusos y pistas de pádel. Ni el cambio de dirección ni la crisis han influido en el número de abonados que alcanzan los 916 socios anuales. La adjudicación se realizó mediante un contrato de gestión indirecta por diez años, prorrogables hasta 30 años, aunque se fija un año de prueba y por una cuantía de 3,06 millones de euros.
En cambio, el Ayuntamiento de Estella busca ahora como rentabilizar su polideportivo, que incluye también una piscina cubierta junto a un spa. En febrero, la junta de gobierno local acordó solicitar a la empresa gestora, Serdepor, el reintegro de los 58.000 euros del canon variable de los dos últimos años en lugar de invertirlos en mejoras de la instalación como pedía la empresa. La firma está obligada a pagar anualmente 23.694 euros de canon fijo mientras que el variable se vincula al número de asociados. Pero su descenso ha hecho adoptar la primera medida, incrementar las cuotas en un 3,8%.
El centro termolúdico de Viana ha perdido 100 abonados desde el veranoCuando en octubre de 2005, el Ayuntamiento de Viana inauguraba su centro termolúdico -que entre otros servicios incluya una piscina cubierta- que completaba el recinto estival de baño, se confiaba en la rentabilidad de la instalación por la demanda de este tipo de prestaciones entre los vecinos de la ciudad y localidades cercanas. De hecho, cuatro meses después y con Serdepor como empresa gestora, ya contaba con 950 socios que además de los vasos de agua de invierno y verano, disponían de un balneario (con duchas, cabinas de tratamiento o una sauna, entre otros), dos gimnasios (uno de musculación) y una pista de pádel.
En el convenio firmado por el Ayuntamiento y Serdepor se incluyó una cláusula por la cual el primero se comprometía a velar por la viabilidad económica del recinto. Algo que entonces se vio como puramente testimonial ya que en poco tiempo se llegaba el millar de abonados. Incluso, para evitar la saturación de usuarios en el centro, se anuló el acceso gratuito para los abonados del polideportivo de Estella también gestionado por Serdepor.
Septiembre de 2007
El punto álgido de inscritos fue en septiembre de 2007, cuando la cifra sumaba 1.800 personas. Pero entonces comenzó la crisis y el goteo continúo de bajas. Sobre todo después del verano, cuando se cierra el recinto de baño estival. De hecho, desde entonces hasta el presente mes un centenar de usuarios se han borrado de las instalaciones, que ahora cuenta con 850 socios.
"Estamos buscando la mejor fórmula porque debido a esta condición para llegar a un equilibro financiero se da la paradoja de que los gestores nos entregan un canon anual que inmediatamente tenemos que reintegrar, y en ocasiones, aportando aún más dinero para cumplir con ese compromiso", reconoció el alcalde de Viana, el socialista Gregorio Galilea, que achacó a la crisis económica el continuo descenso. Aunque las instalaciones recuperarán a bastantes de ellos cuando en verano se reabra el recinto estival de baño de la parte superior.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE