Estella aloja en sus tres albergues a 150 peregrinos en el día de Santiago

  • Por la tarde, los Amigos del Camino celebraron la procesión con la imagen del santo

Imagen de la noticia

El hospitalero de San Miguel Ángel Herranz García (de amarillo) junto a un grupo de peregrinos extranjeros M. M. E.

Imagen de la noticia

La imagen de Santiago pasando por el puente románico de Estella. M. M. E.

Imagen de la noticia

El hospitalero Luis Navarro Plo (segundo por la izda.) con su mujer Marcela Pérez Álvarez (izda.) y un grupo de peregrinos, entre ellos el americano David Young (tercero por la dcha.). M. M. E.

0
Actualizada 26/07/2011 a las 03:01
Etiquetas
  • M. M. E. . ESTELLA

Temperaturas veraniegas, fechas vacacionales por excelencia y festividad de Santiago. Estas tres circunstancias, el marco perfecto para peregrinar hacia Santiago, se conjugaron ayer y explicaron que la ocupación en Estella de sus 172 plazas exclusivas para peregrinos rozara el 90%. Divididas en tres albergues, fue el más pequeño de ellos, el gestionado por Anfas, el que llenó sus 34 camas para primera hora de la tarde. El parroquial de la iglesia de San Miguel -abierto desde marzo de 2008 y el más reciente en sumarse a la oferta- y el municipal de la calle Rúa se quedaron al 85%, una cifra importante al no ser este Año Xacobeo, según calificaron sus responsables. "Además, se debe tener en cuenta que la gente huye de los más masificados y optan por dormir en pueblos más pequeños", apuntó Luis Navarro Plo, hospitalero del municipal.

Algunos de los que ayer se hospedaron en este, que acoge a más de la mitad del volumen de caminantes que pernoctan en la ciudad entre los tres alojamientos, participaron del sentido religioso de la ruta asistiendo a la procesión que la asociación local Los Amigos del Camino de Santiago celebra desde hace más de una década con la imagen del santo desde ese punto. La Rondalla María Inmaculada y Los Auroros de Estella acompañaron con su música un paseo que comenzó pasadas las siete y media de la tarde y tuvo como destino la iglesia de San Juan.

Allí, se realizó el homenaje que el colectivo liga siempre a esta fecha. En esta ocasión, la placa llevó el nombre de Domingo Llauró Campos, por ser el primer secretario y por su labor como cronista local.

Ochenta nuevas historias cada día por La Rúa

A Luis Navarro Plo, responsable del albergue municipal de Estella -ubicado en la calle La Rúa-, le encanta estar en continuo contacto con la gente. Es su trabajo. A diario, en estas fechas, en su alojamiento pernoctan unos ochenta nuevos peregrinos cada día. Bueno, la mayoría, turiperegrinos, un término acuñado por los hospitaleros. "Son peregrinos que quieren viajar cómodos. Qué mejor forma para hacer senderismo que una ruta como la jacobea con muy buenas infraestructuras, ¿no? El 80% son españoles", explicó. Aún así, ayer también se colocaron varios grupos de extranjeros. Entre ellos, dos hermanos de Nueva York: David y Kelly Young, de 26 y 22 años. "Queríamos hacer el Camino y no está pareciendo muy emocionante. Empezamos el día 1 en Francia y el 15 de agosto volvemos a nuestro país. Todo es muy bonito con tanta iglesia y la gente muy amable, pero los pies nos duelen mucho", asintieron.

Ocupadas las 34 camas del gestionado por Anfas

En el albergue de Anfas, José Ramón Mintegui Larraza desviaba ayer a los peregrinos que buscaban un lugar donde dormir hacia otros alojamientos próximos a Estella. Estaban completos. Sus 34 plazas se llenaron ayer, como ha ocurrido durante estos últimos días. "Este año hay mucha más gente haciendo el Camino que el verano pasado, que era Xacobeo", dijo él. Quien sí pudo ocupar dos de sus literas fueron Alicia Martínez Marín y Francisco José Méndez Mena, un matrimonio de Murcia. "Lo que hemos visto de Navarra nos ha encantado. Nosotros somos de secano y aquí hay mucha agua y verde. Además, todos los pueblos están muy bien conservados", comentaron. Este alojamiento, como el de San Miguel, es estacional y cerrará el 30 de septiembre. Por él han pasado más de 10.000 personas y esta es su octava temporada.

Un "ángel" del Camino en el parroquial de San Miguel

En el albergue parroquial de San Miguel, el último en abrir sus puertas -lo hizo en marzo de 2008-, Ángel Herranz García ejerce estos días de hospitalero. Leonés de procedencia y empleado en el Consejo Superior de Investigación Científica, es estos días también un "ángel" del Camino. Así lo asegura él, que sufre mucho cuando los peregrinos salen en dirección a Santiago por la puerta de este alojamiento. "Somos todos como una gran familia itinerante. Es cierto", comentó el italiano de 26 años Ernesto Ingenito, una de las alrededor de treinta personas que ayer descansaron en este albergue de la calle Mercado Viejo. "A aquí vienen, sobre todo, extranjeros. Mucho alemán, francés, italiano y australiano", comentó el hospitalero, que todos estos días está registrando a una media de treinta personas en un espacio habilitado para un máximo de unas cuarenta.

Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra