Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Espronceda hace visible el recuerdo de su hijo más ilustre con una estatua

  • La pieza ha sido donada por un grupo de vecinos de la provincia de Jalisco (México) donde desarrolló su actividad

Imagen de la noticia

Descendientes de Juan Cruz Ruiz de Cabañas rodean la estatua del obispo de Espronceda, colocada en el atrio de la parroquia. M.M.

Imagen de la noticia

Serafín Arbizu en el momento de bendecir la estatua del obispo. M.M.

0
Actualizada 02/10/2011 a las 01:00
  • M.M. . ESTELLA

No sería justo decir que el obispo Juan Cruz Ruiz de Cabañas era un desconocido para los vecinos de pueblo, Espronceda. La mayoría de los alrededor de 150 residentes de este municipio de la zona de Aguilar saben de la historia de este religioso nacido en 1752 y muy conocido en la provincia mexicana de Jalisco donde fundó el mayor hospicio de la ciudad de Guadalajara.

De hecho, en 1972 la localidad decidió dar su nombre a la calle donde se enclava su casa natal. Pero también es verdad que la importancia del obispo Cabañas -cuyo apellido sigue bautizando el centro de beneficencia de Guadalajara- apenas transciende de Espronceda. Y no ya en Navarra, sino incluso en la comarca estellesa.

Pero desde ayer, y de cara a que su recuerdo sea visible para cualquier visitante, una escultura de piedra del religioso preside el atrio de la parroquia. Una figura que donó en abril un grupo de vecinos de Jalisco a través de la Asociación de Alcaldes del V Centenario. Según dijeron, querían regalar a Espronceda una réplica del conjunto escultórico que preside el orfanato de Guadalajara, cuyo edificio ha sido declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. Pero la corporación de entonces declinó el ofrecimiento ya que, según les hizo saber por carta, prefería que los gastos del envío se destinaran a obras benéficas.

Cambio de opinión

La entrada de un nuevo Ayuntamiento, con José María Fernández Azplicueta (independiente) al frente, desbarató la negativa anterior y se comprometió a asumir -tal y como les pedía desde Jalisco- la colocación de una plataforma así como subrayar la llegada de la figura en una jornada inaugural. Y ayer, en el marco de las fiestas patronales en honor a San Miguel, se celebró el acto.

Hasta Espronceda se desplazó el autor de la escultura, Carlos Terres, que viajó en barco con su obra junto a otra de la religiosa Santa Benedicta de la Cruz que el próximo 12 de octubre se colocará en Madrid. La de Espronceda, como su réplica en México, alcanza una altura de 2,6 metros por 1,60 de ancho y pesa quinientos kilos. Pablo Egozcue Álvarez de Eulate se encargó en Espronceda de construir el pedestal donde se ha aposentado el monumento.

En los colegios de México

Carlos Terres destacaba ayer que la figura del obispo de Espronceda tiene gran importancia en su país, sobre todo en la provincia de Jalisco donde el religioso murió a los 72 años en 1824. "Fue el único obispo español que se quedó con nosotros tras la guerra de independencia. Además, se le recuerda por su lucha en favor de los más desfavorecidos por lo que en mi país estudiamos su vida desde Primaria".

También acudió a Espronceda el director del Instituto Mejicano en España y ex consejero cultural en la embajada azteca, Jaime del Arenal. "Es impresionante ver como los ayuntamientos españoles están haciendo un esfuerzo por recuperar la historia de sus hijos en América". Y se sumó a la expedición el presidente de la asociación de Alcaldes del V Centenario y a su vez primer edil de Medellín (Badajoz), Antonio Parral Carmona. "Ahora nuestro objetivo es estrechar los lazos entre España y el continente americano a través de estos personajes que allí hicieron historia. Una labor de la que se encarga Emiliano Moreno, que se pone en contacto con los ayuntamientos".

La ceremonia inaugural, que se desarrolló dentro de la iglesia de Espronceda, también contó con la presencia del presidente del Parlamento de Navarra, Alberto Catalán, así como varios integrantes de la cámara, además de alcaldes y concejales de la zona. El párroco, Serafín Arbizu, se encargó de oficiar la misa junto con dos religiosos hijos del pueblo, José María Rodríguez y Juanjo Ortigosa (misionero en Colombia) y el sacerdote madrileño Alejandro Lázaro. El acto religioso terminó con una jota dedicada al obispo por el coro parroquial.

Entre los asistentes había un grupo muy nutrido de descendientes del obispo de Espronceda. "En la casa natal conservamos las cartas en las que se pedía incluso a la familia que no le mandara más donativos porque todo lo repartía entre los pobres sin quedarse nada", recordaban los hermanos Jesús y Fernando Estenaga Los Arcos.

Sara Sanz Leorza, de 86 años, indicaba que su abuela compartía el mismo apellido que el religioso. "Y de generación en generación nos hemos transmitido su vida y todo lo que hizo en México". "Nosotros llegamos a tener mucha relación con los descendientes del hermano que el obispo se llevó al país y que hace tres años visitaron Espronceda para reencontrarse con sus raíces", añadía María Guadalupe Albéniz Leorza, de 87 años.

Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra