Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

El Saltamontes convoca a 550 ciclistas en su ruta por el Ega

La travesía, de carácter no competitivo, discurrió a lo largo de 41 kms con salida y meta en Ayegui

  • DN. ESTELLA
Publicado el 21/06/2011 a las 01:01
Un año más, como ocurre desde hace trece, el grupo BTT Saltamontes de Estella mantuvo su poder de convocatoria en la travesía del Ega que discurrió durante la mañana del domingo a lo largo de 41 kilómetros. El primero de los 550 participantes cubrió la ruta en apenas dos horas y llegó a la meta del polideportivo de Ardantze cuando faltaban cinco minutos para las once de la mañana. El reloj marcaba las 13.40 y la carrera concluía con la entrada del último inscrito.
La organización había limitado esta vez a 700 el número de inscripciones en un trayecto no competitivo por temor a verse desbordada si se rebasaba esta cifra. Al final, no se alcanzó la cantidad y, salvo un traslado al hospital por una caída sufrida que recibió el alta en el mismo día, la travesía se desarrolló sin incidentes. Jon Isaba Lira, presidente del Saltamontes, explicaba en meta que se había tratado de un itinerario más duro que el de años anteriores al mantener el mismo desnivel (1.100 metros), con cuestas por tanto más exigentes, pese a reducir en diez el número de kilómetros.
Las sorpresas en el Ega
Al final, todos los participantes, desde adolescentes de 13 años hasta veteranos de 60, pudieron disfrutar de una ducha y de un bocadillo, además de regalos y de premios en un sorteo. Muchos senderos, un pequeño puerto y "alguna sorpresa" en el Ega que recuperó el paso por el río a la altura de Murieta perdido desde que la carrera se trasladó de Estella a la vecina Ayegui. En esta localidad se situaron tanto la salida, a las 9 de la mañana desde el Ayuntamiento de esta localidad, como las llegadas a sus instalaciones municipales.
Entre los participantes que acudieron a la cita en una mañana de temperaturas veraniegas, aficionados a la bicicleta llegados tanto de distintas localidades navarras como de Aragón, La Rioja e incluso Madrid. Su presencia llenó con cientos de coches los espacios de aparcamiento de Ardantze. Como insistía Jon Isaba, se trata principalmente de una convocatoria no competitiva. "El recorrido está gustando mucho, pese a los cambios, y a lo duras que han resultado las cuestas. Pero no se trata de competir y cada uno lo adapta a sus ritmos", subrayaba. Fruto de la petición popular, la travesía del Ega ha sido rebautizada este año como La Saltamontes.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora