Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Mendavia

Los caudales del Ega y del Ebro encienden las alarmas en Tierra Estella

  • Pese al nivel de prealerta, en Andosilla y en Estella, a media tarde la situación en el Ega era de estabilidad
  • En Lodosa, que amaneció ayer con aviso de alerta roja, el nivel máximo del Ebro se esperaba entre las 19 y las 24 horas

Una vecina fotografía el Ferial de Lodosa inundado.

Una vecina fotografía el Ferial de Lodosa inundado.

GENER
03/03/2016 a las 06:00
  • mari paz gener . Lodosa/Andosilla
Un año después de que los cauces del Ega y del Ebro experimentasen la segunda crecida de 2015 que dejó anegados campos y cascos urbanos y que rompió las motas y las infraestructuras en todas las localidades riberas, cuando importantes daños, las alarmas volvieron a dispararse el lunes. Los niveles de alerta y prealerta provocados por las lluvias del fin de semana obligaron a los municipios, vecinos y empresas de Tierra Estella a adoptar medidas preventivas ante la posibilidad de nuevas inundaciones.

En Lodosa, SOS Navarra envío ya el domingo un aviso de prealerta, pidiendo la máxima precaución. El lunes, a las 8 horas elevó la situación a alerta roja. Poco después, el Ebro rompió el cauce e inundó el paseo del Ferial, inundando algunos patios traseros de viviendas, bancos y zona de paseo. El Ayuntamiento cortó el paso de vehículos debajo del puente que une el Ferial con la zona del cuartel de la Guardia Civil y del polígono industrial.

Según indicó el alcalde lodosano, Pablo Azcona, se tomaron medidas en el edificio del viejo matadero municipal, en el Ferial, y en la ermita de San Gregorio-escenario de la romería del próximo día 3-, tabicando las entradas. “Además, se han emitido bandos informativos y se ha avisado también a los vecinos a través de la app de Lodosa, para que protegiesen las viviendas más próximas al río. Hemos informado a las empresas del polígono del Ramal de las situación, no porque existiese un riesgo real de que se inundasen, sino por si tenían que proteger alguna de sus instalaciones como pozos o sumideros. Se trata de una inundación que calificamos como normal”, indicó el primer edil. El pico máximo del nivel del Ebro, a su paso por Lodosa, se esperaba entre las 19 y las 24 horas de ayer.

EN LOS OJOS

En San Adrián, el nivel del Ebro estuvo creciendo durante toda la jornada, llegó hasta los ojos del puente viejo, inundando las huertas vecinas. No obstante, el alcalde, Emilio Cigudosa aseguró que la situación distaba mucho de las que se vivieron el año pasado por estas mismas fechas. “De momento, no existe riesgo ni para la población ni para los cultivos. Estamos, no obstante, pendiente de las previsiones y de los avisos que nos llegan. En el Ega el nivel se encuentra también dentro de los parámetros que consideramos normales”.

En Andosilla, donde se decretó la alerta por la crecida del Ega, el nivel del río alcanzó los 2,66 metros con un caudal de 126,79 metros cúbicos por segundo. Según informó el primer edil Manuel Teres, la propia Conferderación del Ebro les comunicó que , la tendencia para las próximas horas era de estabilidad. “Por lo que no hemos tomado ningún tipo de medida preventiva”.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra