Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

TIERRA ESTELLA

La descatalogación de la iglesia de San Francisco divide a Los Arcos

  • ​El pleno aprobó iniciar el expediente que facilitaría darle después otros usos, como centro de día y nuevo consultorio

Nave central y altar mayor del templo.
Nave central y altar mayor del templo.
MTX
  • R. ARAMENDÍA. ESTELLA.
Actualizada 11/12/2015 a las 06:00
La conservación del patrimonio municipal ha dividido en dos posturas opuestas a los grupos políticos de Los Arcos. En el último pleno, UPN, que tiene cinco concejales, sacó adelante el inicio del expediente de descatalogación de la iglesia de San Francisco, un edificio al que está adosado un convento que hasta 2005 estuvo ocupado por la congregación de clausura de las Concepcionistas Franciscanas.

Por otro lado, el grupo de la oposición, Independientes de Los Arcos (ILA), se opuso a esta iniciativa, aunque sus cuatro concejales no fueron suficientes para detener el inicio del expediente que tendrá que resolver la Institución Príncipe de Viana. Por ello, el sábado, este grupo inició una recogida de firmas durante un mes entre los vecinos de la localidad para pedir la paralización del mismo.

El conjunto de iglesia y convento de San Francisco es propiedad del Ayuntamiento de Los Arcos, y como tal, el consistorio es responsable de su mantenimiento y conservación. Se trata de dos edificios muy heterogéneos. Mientras el templo es una construcción del siglo XVII realizada en mampostería y con fachada revocada, la residencia de las monjas, de planta cuadrangular con patio central y dos pisos se encuentra parcialmente en ruinas.

Desde UPN se explica que el objetivo que se persigue con la descatalogación del monumento es facilitar su conservación y futura rehabilitación para otros usos. “Si se trata de un edificio protegido cualquier actuación resulta mucho más cara de realizar”, explicó el alcalde, Javier Chasco Abaigar. “El Ayuntamiento es responsable de su estado, como el resto de propietarios, y está en una situación que no permite esperar”, añadió.

De momento, el elemento que más complicación plantea es la residencia. En diciembre de 2014 se derrumbó el muro lateral que da a la carretera de Mués y Obras Públicas requirió al Ayuntamiento para que acondicionase la zona y pusiera un vallado del contención. La única solución que ve UPN para el convento, sería el derribo, que costaría entre 30.000 y 40.000€, mucho más si se mantiene la catalogación. Por el contrario, ILA pide que se consolide para evitar un mayor deterioro.

Desde el equipo de gobierno se asegura que se está trabajando en un proyecto para dar nuevos usos a la iglesia y espacios adyacentes, que además de la residencia de las monjas, incluye un huerto de grandes dimensiones, según reveló el concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Barrigón. “La idea sería rehabilitar la iglesia, una vez descatalogada, como centro de día para los pueblos de esta zona y así descongestionar la residencia de ancianos, que está al límite y con lista de espera”, explicó. “La huerta podría servir como zona ajardinada y de aparcamiento”, añadió.

El Ayuntamiento baraja otra idea para el espacio que hoy ocupa el convento en ruinas. “Hemos tenido ya nuestra primera reunión con el departamento de Salud para proponerles la construcción de un nuevo consultorio. No hemos tenido respuesta, porque es todavía muy prematuro”, avanzó.

Las dos argumentaciones

Sin embargo, por el lado de la oposición, ILA ve la descatalogación de la iglesia de San Francisco desde un punto de vista completamente opuesto, como una merma importante en la riqueza arquitectónica. “El convento forma parte de la herencia recibida y como tal hay que conservarlo. No vale decir que no tiene ningún valor y que su estado no tiene solución. Lo que habría que haber hecho es no llegar hasta este punto. Ya hemos perdido patrimonio como el lavadero o el bebedero de ganado antiguos y no queremos perder más”, indicó Germán Jiménez, de ILA.

Ambos grupos están difundiendo sus argumentos en Facebook. En el de UPN se explica que la “descatalogación” consiste en que pase de ser un monumento con grado de protección G1, reservado a edificios de “excepcional valor arquitectónico o histórico-artístico” al grado G2, para “edificios de interés que participan de valor arquitectónico en alguna de sus partes en alguna de sus partes o elementos constitutivos”.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE