Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

TRADICIONES

Dos mil visitantes conocen la tradición espartera de Sesma

  • La jornada recuerda el oficio que alimentó a la localidad durante la última mitad del siglo XIX

Tomás Goicoa Martínez  junto a las voluntarias que realizaron la demostración de hilado y majado.
Tomás Goicoa Martínez junto a las voluntarias que realizaron la demostración de hilado y majado.
s.e.
  • Susana Esparza. Sesma
Actualizada 29/04/2015 a las 06:00
Pese a que la lluvia de primera hora de la mañana amenazó con minar la última cita temática de abril en Tierra Estella, más de 2.000 visitantes disfrutaron el domingo entre nubes y claros de la décimo sexta edición de la feria Artesparto de Sesma. Una jornada centrada en la artesanía que recuerda el oficio de tejer esparto, labor que alimentó a la localidad durante las últimas décadas del siglo XIX.

Los visitantes disfrutaron sin agobios del medio centenar de puestos de artesanía, instalados desde la plaza de la Diputación hasta el coso de Don Juan Redín, que ofertaban todo tipo de productos. El más reclamado y concurrido fue el stand del Ayuntamiento, donde se mostraron las principales tareas relacionadas con el esparto. Varias mujeres, algunas habituales en la muestra, como Ascensión Sádaba, Feli Etayo Gurrea, María Pérez Pinillos y Martina Ramos Sádaba, entre otras, realizaron la demostración de majado y exhibieron las tareas de hilado y trenzado.

“Esteras, alforjas, serones y cordeles de enfardar. Hacíamos de todo hasta que la revolución industrial desplazó a las caballerías con tractores y otras maquinarias agrícolas”, recordaba Ascensión Sádaba mientras golpeaba las hierbas con el mazo para ablandarlo. Junto a ellas, Julio Gurrea Mangado urdía una alfombra. “Más que un oficio era una manera de sobrevivir a los meses más duros. Todo el mundo sabía hilar, aunque entonces tenían más habilidad”, afirmó.

ESCAPARATE PARA TRADICIONES

La feria fue también el escaparate para mostrar otras labores tradicionales, como la elaboración de jabón casero, de la que se encargaron Pili Gurrea Mangado y Carmen Soria Angulo. “Es el mejor ejemplo de reciclaje que podemos enseñar”, dijo Gurrea. Ella reveló la fórmula de la preparación. “Ahora utilizamos aceite, antes, aprovechábamos las grasas animales que desechábamos en casa. Se mezcla con agua, sosa, perborato de sodio -para blanquear- y resina, para que tenga consistencia y suelte espuma. Después, un día reposando y ya se puede cortar”.

Como en todas las ediciones anteriores, la feria contó con un tercer escenario, el gastronómico, repartido en varios puntos del ferial. El Ayuntamiento de Sesma obsequió a los visitantes con raciones de migas y otros tantos potes de vino. En una bajera, tras el consistorio, Ángel Armendáriz, José María Palacios, Teodoro Lumbreras, Pedro Martínez, Pedro Etayo, Kiko Zabal, José Vidal, José María Roldán y Tomás Goicoa cocinaron el guiso que se sirvió junto a la parroquia. De allí salieron unas 3.000 raciones de unos cien gramos cada una, a modo de tentempié.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE