Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

estella

Una excavación deja al descubierto una antigua tenería en Curtidores

  • Arqueólogos de Navark la localizan en la llamada ‘Casa de la Moneda’ al intervenir de cara a darle un uso en el futuro

La tenería, a la vista, con sus pilas rectangulares de piedra caliza.
La tenería, a la vista, con sus pilas rectangulares de piedra caliza.
navark
  • m.p.amo. Estella
Actualizada 07/03/2015 a las 06:00
De un proyecto arqueológico a priori sin grandes pretensiones en un edificio de finales del XVIII lejos en el tiempo de esa ruta de valor monumental de la Estella medieval a un hallazgo que resultará de interés para conocer más sobre esa parte del pasado local ligada a la actividad del cuero. La excavación en un sótano del edificio del número 43 de la calle Curtidores al que los vecinos del barrio conocen como Casa de la Moneda ha dejado al descubierto una antigua instalación industrial dedicada al curtido de la piel, una tenería con su estructura completa.

No sólo sus grandes pilas de piedra caliza y las cubetas circulares empleadas en el proceso. También la zona de oficinas o la de estar. Todo un conjunto que permitirá cuando se muestre al público -lo que quieren hacer pronto los promotores de la investigación- imaginarse cómo en aquel periodo de los siglos XVIII y XIX se trabajaba una materia prima procedente de entonces matadero-desolladero de Estella, reconvertido hoy en central eléctrica junto al edificio.

Los arqueólogos de Navark iniciaron hace un par de semanas la excavación en el inmueble, propiedad de la empresa desde hace más de una década. Adquirido entonces a un particular, ha sido la recámara para sus distintas actuaciones. El lugar donde durante años han guardado sus herramientas y manipulado los restos encontrados en sus trabajos de campo para el que ahora buscan un uso futuro. Llevan años dándole vueltas y no han faltado las ideas, pero con este 2015 llegó el momento de intervenir. De ahí el permiso al Ayuntamiento para hacerlo primero con la arqueología y, a partir de ahí, concretar lo demás con la vista puesta en el Camino de Santiago.

LA ÚNICA COMPLETA

De baja más dos, la dimensión de su entrada permitió entrar con medios mecánicos y, acostumbrados a trabajar con herramientas manuales, los resultados llegaron en unos días. Se buscaba poner en valor e integrar en esa rehabilitación del inmueble elementos inconexos -desde un arco a un muro- pero cuando se retiró el material de relleno del sótano lo que dejó a la vista fue toda una sorpresa. Un hallazgo que tiene mucho de excepcional porque no hay otro completo en Estella -tampoco en principio en el conjunto de Navarra- y conduce además hacia uno de los elementos más importantes de ese antiguo tejido industrial.

José Antonio Sanz Mosquera, arqueólogo de Navark, lo explica así en un contexto previo al plástico que recurría a las pieles para casi todo, desde los aperos de labranza al textil o el calzado. “Es cierto que son elementos muy modernos, de unos 150 años, pero nos hablan de algo muy relacionado con la esencia de Estella, un patrimonio invisible también muy importante que caracteriza incluso el paisaje urbano de la ciudad. Desde la casa de cultura hasta la de la Moneda los edificios contaron con talleres para ese proceso del cuero, pequeñas actividades industriales con sus escaleras que bajaban hacia el río”, añade.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE