GALA

La gala en la que Estella aplaudió su deporte

  • Nelly Iriberri Villar, jugadora de bádminton, mereció con la ‘estrella del deporte' el principal reconocimiento

Nelly Iriberri, con su galardón, junto a Pruden Induráin y rodeada del resto de candidatos o los familiares que recogieron el premio.

Nelly Iriberri, con su galardón, junto a Pruden Induráin y rodeada del resto de candidatos o los familiares que recogieron el premio.

MONTXO.A.G.
0
28/02/2015 a las 06:00
  • m.p.amo.Estella
Costó empezar porque el volumen de gente que aguardaba fuera fue tal que exigió un esfuerzo extra de la organización para encontrar un asiento al mayor número de personas que quería seguir el acto. Se logró casi a las siete y media, cuando Isidro Jiménez, de Cadena 100, iniciaba la gala del deporte en la que ejerció como presentador. La cita, que se repite desde 2005 en una iniciativa compartida por el Ayuntamiento de Estella y Joyería Relojería Riezu, no defraudó y tuvo el poder de convocatoria de los momentos esperados del calendario estellés con más de medio millar de personas en la sala grande del cine Los Llanos.

Primero, pasaron uno a uno todos los deportistas que merecieron un reconocimiento por su año -el 2014 porque la gala se liga a la temporada anterior- en distintas disciplinas deportivas como parte de 18 entidades distintas. Al final, los protagonistas con mayúsculas de la noche se llevaron sus premios a la estrella del deporte, la de toda una vida y la incondicional. Nelly Iriberri Villar, jugadora de bádminton en las filas del club estellés, mereció ese galardón que premia una larga trayectoria plagada de éxitos pese a su juventud. Subcampeona de España universitaria y con puestos en lo alto del ranking nacional además de un paso igualmente destacado por el campeonato del mundo universitario, guardará entre sus recuerdos esa mano de bronce que sujeta la estrella de ocho puntas y simboliza el gesto de la ciudad hacia sus deportistas de referencia.

Pruden Induráin, director del Instituto Navarro de Deporte y Juventud, lo daba a conocer pasadas las nueve de la noche, en los últimos compases de una velada que intercaló entre cita y cita deportiva las actuaciones de las alumnas de la escuela de danza Andrés Beraza y los monólogos de Lander Pérez Zaldua. Para ambos fue el miércoles también un detalle por su implicación en la gala que recibieron de manos de la alcaldesa, Begoña Ganuza.

Siempre en el fútbol sala, unido durante años a su campeonato social, fue Jesús Isaba Irujo quien mereció el miércoles la distinción de estrella de toda una vida, la que se entrega a quienes con su esfuerzo callado y alejado de los focos que llegan con la primera línea empujan de mil maneras diferentes el deporte local. Recogió el premio con sus nietos y, después, le siguió el que cada año va a parar a la estrella incondicional por motivos muy similares. Detrás de Jaime Bacaicoa Fernández, del CC Estella, está también su papel como parte de esa gente volcada de forma anónima que tira de sus clubes.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE