Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Estella

Otro agujero se abre en el tejado del convento de las recoletas

  • Es el segundo derrumbe en ocho días y vuelve a caer a la buhardilla de encima de las habitaciones

Vista del interior del agujero que taparon los bomberos

Vista del interior del agujero que taparon los bomberos

M. Martínez de Eulate
5
09/12/2014 a las 06:00
  • M. Martínez de Eulate. Estella
Ha vuelto a suceder. El tejado del convento de las recoletas se derrumba. El sábado ocurrió de nuevo, tan solo siete días después de vivir el mismo episodio. Les pilló cuando las doce religiosas se disponían a comer. Eran las dos de la tarde. La hermana María Pereira estaba entonces bendiciendo la mesa y sus oraciones se interrumpieron por el estruendo. No cabía duda. Era la cubierta. “Terminé de rezar y subí a comprobar lo que había pasado con la hermana Vimla”, contó.

Se encontraron con un boquete mayor del que se produjo el pasado sábado. Una viga había caído sobre el suelo de la buhardilla y los escombros se habían depositado allí. Otra vez en el mismo lugar, en el mismo ala del edificio, justo encima de la zona de habitaciones donde descansan estas Concepcionistas Franciscanas Recoletas.

Tampoco es que les pillara por sorpresa. Algo así se esperaban. El viernes habían echado un ojo al estado de la estructura e intuían que podía volver a ocurrir pronto lo mismo. Y, desgraciadamente, acertaron. “Las vigas, de madera, están podridas”, justificaron.

La lluvia de estos días les hace un flaco favor y debilita su contención. “Nunca se nos había caído el tejado y ahora nos ha ocurrido dos veces y muy seguidas. Es cierto que siempre hemos estado arreglando puntos y hemos vaciado muchas veces el agua acumulada en los cubos que colocamos por las goteras”, explicó.

NECESARIA ACTUACIÓN

El sábado sí se dio aviso al parque de bomberos de Estella y dos de ellos estuvieron tapando con plásticos el gran agujero ocasionado. Las hermanas, con ayuda de algún amigo voluntario, también hicieron lo propio el sábado anterior hasta la colocación de un toldo más fuerte al día siguiente por la empresa de Pamplona que se ocupa habitualmente del mantenimiento. Este martes regresará, valorará los últimos daños y presentará un proyecto de intervención. “No se puede quedar así, claro. Hay peligro. Yo les he dicho a las hermanas que ya no suban por precaución. No nos ha pasado nada, estamos bien, pero así evitamos preocupaciones”, aseguró la hermana María.

Han cambiado de ubicación, por tanto, las flores que allí se estaban secando, un lugar adonde subían con asiduidad por encontrarse también un ropero. La intervención que se plantee, según calculan, afectará al menos a una quincena de las vigas que sostienen este ala de un tejado apuntalado en muchos de sus tramos.

El problema será la obtención del dinero para sufragar las obras en una comunidad con unas posibilidades económicas mínimas. “En Alfaro, nos comentaron hermanas de nuestra congregación, fue gracias a la gente del pueblo como se arregló el tejado”, señaló la hermana María.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra