Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Codés

La mancomunidad lucha contra una línea eléctrica en Marañón

  • Los pueblos se quejan del impacto visual al ser aérea y el Gobierno foral plantea objeciones ambientales

El nuevo tendido proyectado atravesaría el monte por detrás de la iglesia de Marañón
El nuevo tendido proyectado atravesaría el monte por detrás de la iglesia de Marañón
Montxo A. G.
  • R. Aramendía. Estella
Actualizada 18/11/2014 a las 06:00
La construcción de una nueva línea eléctrica aérea de 13,2 kv que cruza el municipio de Marañón ha desatado la oposición de los pueblos de la mancomunidad Sierra de Codés (Aguilar de Codés, Aras, Cabredo, Genevilla, Lapoblación y Marañón), que alegan en contra este proyecto de Iberdrola emprendido a solicitud del municipio alavés de Bernedo, pero cuyo trazado discurre en un 50% por territorio navarro. Aunque se trata de una línea convencional de distribución, muy distinta a las de alta tensión de 220 o 400 kV que tanto rechazo suscitan, en este caso la oposición se debe al lugar por donde transitaría, una zona boscosa de alto valor ecológico y ambiental situada por encima de Marañón y que forma parte del LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) Sierra de Codés.

El Ayuntamiento de Marañón y la Mancomunidad Sierra de Codés preparan para finales de este mes el segundo documento de alegaciones en contra del proyecto. El primero tuvieron que redactarlo aprisa y casi por sorpresa. "La primera noticia la tuvimos el 25 de julio, cuando el proyecto llegó al Ayuntamiento, con todo el mundo de vacaciones. Eso en sí mismo, ya te hace desconfiar", situó el alcalde, Roberto Abascal Antoñana. "Pese a las fechas conseguimos recabar el apoyo de todos los vecinos, con 85 firmas que alegaban en contra, además del propio consistorio y el conjunto de la mancomunidad para darle más fuerza", explicó.

La principal objeción de los vecinos se refiere al impacto visual de la nueva línea, que atravesará un monte totalmente virgen al abrigo del cual se ubica Marañón. "Para no destruirlo, lo mejor sería hacer la línea soterrada, aunque sea más cara. O incluso estudiar otras alternativas, que creemos que no se han considerado suficientemente".

Como el proyecto afecta a dos comunidades autónomas, se ha tramitado ante el ministerio de Industria y Energía, suscitando el rechazo sólo de la parte navarra. El proyecto busca reforzar el suministro en la zona de Bernedo, donde se ha construido un polígono industrial considerado estratégico para esa zona, que hoy sólo acoge una empresa, el laboratorio Biomendi. En su justificación, Iberdrola indica que además de la alimentación a éste, razón por la que se ha involucrado en la realización y cofinanciación del trazado a través de un convenio con el Gobierno Vasco, otro objetivo que justifica la línea es la posibilidad de reforzar al mismo tiempo el suministro a Marañón, Cabredo y Genevilla.

La empresa descarta la alternativa soterrada por su coste económico, unas tres veces superior a los 163.464€ que cuestan los 4,5 km de línea casi exclusivamente aérea.

Desde Navarra se alega, por un lado, que no se han contemplado suficientes alternativas y se apuntan otras. Las dos líneas que se pretende unir con el nuevo tramo de Marañón parten de una misma subestación, la STR Antoñana-Peñacerrada y quedarían cerradas en forma de anillo, aunque también podría reforzarse la citada línea con un cambio de conductor por otro de mayores prestaciones o el refuerzo de la STR Antoñana-Peñacerrada con otras líneas conectadas a otras subestaciones.

NAVARRA PIDE OTRA SOLUCIÓN

Desde el punto de vista ambiental, el informe emitido por el Gobierno de Navarra fue muy crítico con el proyecto, ya que calificó su impacto ambiental como "severo", por lo que se decanta también por la repotenciación de la línea existente, hacerla subterránea por los caminos de masa forestal o al menos hacer una línea con cable aislado trenzado especial para zonas boscosas.

Dos argumentos esgrimidos por Iberdrola han sido criticados por las instituciones navarras. Por un lado, el hecho de que se pretenda cerrar el anillo para mejorar el suministro a Marañón, Cabredo y Genevilla, desde donde no se han realizado solicitudes ni se tiene constancia de que haya habido deficiencia alguna.

Por otro lado, la operadora eléctrica plantea crear una calle de 4 metros de anchura en la masa forestal para llevar la línea, a lo que el Gobierno responde que lo habitual es abrir 16 metros de anchura y que es dudoso que no sea así por la naturaleza del arbolado existente. "Supondrá la eliminación de una superficie considerable de hábitats de interés y su fragmentación, afectando a las especies presentes en la zona". Por último, el Gobierno foral señaló el daño para el uso turístico y recreativo de la zona, atravesada por varios caminos naturalísticos y GR.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE