ESTELLA

Diez años de servicio educativo y asistencial en el centro 0 a 3 de Estella

  • Más de un centenar de personas participaron en el décimo aniversario de la escuela infantil Arieta

Los padres y las madres de los alumnos participaron con sus hijos en las actividades programadas.

Los padres y las madres de los alumnos participaron con sus hijos en las actividades programadas.

s.e.
0
14/10/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • susana esparza. Estella
La escuela infantil de 0 a 3 años Arieta de Estella celebra este año su décimo aniversario. Una década al servicio de los más pequeños que se reunieron el sábado en el centro ubicado en la calle Santa Bárbara. Acompañados de sus familiares disfrutaron, desde las once de la mañana hasta pasadas las dos de la tarde, de hinchables, juegos y globoflexia, entre otras actividades, y de una amplia exposición fotográfica con más de mil imágenes que plasmaron las mejores instantáneas de los más de mil niños que ya han pasado por estas aulas. 

Bajo la dirección de Chusma Azkona Mendizábal, desde su apertura en septiembre de 2004, la escuela infantil ha cubierto la etapa inicial de centenares de niños de la zona, uno de los periodos más importantes en su desarrollo educativo. En este sentido, Chusma Azkona destacó la implicación y la profesionalidad del personal que conforma la plantilla de trabajo del centro municipal que, hoy, cuenta con cinco educadoras y dos trabajadores para los servicios generales además de un auxiliar de apoyo en comedor

PLAZAS Y UNIDADES

En la actualidad, la escuela infantil Arieta oferta 58 plazas para niños y niñas de entre 0 a 3 años, procedentes en su mayoría de Estella. Cerca del veinte por ciento se desplaza de localidades cercanas como Artavia. “Aunque éste es un municipio pequeño destaca que seis de los usuarios procedan de allí. Es muy significativo”, recalcó el director del centro. Los pequeños que acuden a la escuela infantil se dividen en cinco unidades que oscilan entre seis y dieciocho alumnos cada una. 

Iranzu Ugarte Garayalde y Chus Zudaire Zudaire son las dos educadoras más veteranas de la escuela infantil y han visto crecer a centenares de alumnos desde su apertura. “Es un trabajo muy enriquecedor. Como todos los trabajos tiene sus momentos buenos y los que no lo son tanto, pero el nuestro es muy gratificante”, explica Ugarte junto a su compañera que asegura que lo mejor es ver su evolución y participar en una parte de su vida tan importante como ésta. “Nos emociona que, fuera de las aulas, por las calles, nos reconozcan y nos hagan sentir que somos parte de este periodo tan importante para ellos”, añade Zudaire.

Se trata del único centro en la red pública en la ciudad de estas características tras el cierre de la guardería Izarra. Esta clausura que no ha supuesto un problema en cuanto al número de plazas ofertadas ya que, más bien, ha ajustado la oferta a una demanda decreciente en los últimos años. “No hay listas de espera. La crisis ha afectado de manera notable al número de matrículas. Hay menos demanda. Aunque, poco a poco, se están recuperando cifras cercaras a las de mayor afluencia de alumnos del centro”, detalló Chusma Azcona, que recordó temporadas en las que muchos solicitantes se quedaban fuera del servicio por el gran número de solicitudes.

REIVINDICACIÓN DEL CENTRO

Durante la celebración del aniversario, Chusma Azkona aprovechó para reivindicar a las instituciones públicas más apoyo en este servicio en el que el director señala que solo mantenerse es una lucha continua. El responsable del servicio municipal también mostró su agradecimiento a los asistentes que participaron en la cita. 

Acudieron alumnos y familiares del curso vigente así como de otras ediciones. Un reencuentro que sirvió para recordar diez años de alegrías y tristezas que se han vivido en las instalaciones de la calle Santa Bárbara, junto al colegio Remontival. 

Los padres y madres de los pequeños también dejaron constancia de lo que supone para ellos el servicio que prestan en el centro, entre ellos Irache Sola, madre de una de las alumnas. “Hay que destacar la implicación de la plantilla con los niños. Se vuelcan con ellos y con nosotros. Además, la asociación de padres y madres de la escuela realiza una gran labor y convoca asambleas frecuentes para informarnos y contar con nuestras opiniones antes de tomar decisiones”, comentó Irache Sola. 
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE