Estella

Anfas Estella cierra temporada en su albergue con 4.100 peregrinos

  • Después de cinco meses, ayer fue el último día de una undécima campaña llevada por 120 voluntarios

Anfas Estella cierra temporada en su albergue con 4.100 peregrinos

Hospitaleros, familiares, responsables de Anfas y la alcaldesa de Estella, Begoña Ganuza, en la puerta del albergue de Anfas.

Montxo A.G.
0
03/10/2014 a las 06:00
  • M. Martínez de Eulate. Estella
Otra temporada satisfactoria. Anfas cerró ayer otros cinco meses de atención al peregrino en su albergue de la calle Cordeleros de Estella. Un servicio, que se abre siempre en mayo y se clausura con el fin de septiembre, que supera sus cifras año a año. Ésta  (la que se ha correspondido con la undécima campaña) ha registrado la entrada de 4.100 peregrinos, un volumen que eleva a 34.100 los caminantes que han pernoctado ya en este espacio. 

120 voluntarios han permitido este año su estancia siendo unos setenta de ellos con discapacidad intelectual. Ayer, unos y otros se felicitaron por hacer entre todos que este proyecto continúe tal y como indicó la responsable de Anfas en Estella, Estíbaliz Martínez Hortaleza. “Ellos hacen que esto salga adelante de la mejor manera posible, mimando al peregrino y haciéndole sentir como en casa”, aseguró ella. 

Joselu Lalueza Calvera es uno del grupo de hospitaleros de apoyo. “Son muchos los recuerdos que voy guardando en mi mochila particular; muchas personas queridas y muchos aprendizajes. He aprendido a convivir y trabajar con personas con discapacidad contagiándome de ese poder de superación y de participación”, dijo. 

Citó algunos de sus nombres propios, también el de María Pilar Sanz de Acedo Ruiz, hospitalera con discapacidad intelectual. “A nosotros nos produce satisfacción ayudar a los peregrinos, compartir con ellos experiencias y mostrar nuestra capacidad de decisión, compromiso y responsabilidad. Todo ello nos ayuda a ilusionarnos y a seguir adelante con tanta motivación como el primer día”, afirmó ella.


SUPERACIÓN

Marijose García Oscoz, con un hermano con discapacidad, dio fe de ello. “El vivir un día en el albergue supone para mi hermano la oportunidad de sensibilizar y dar a conocer sus capacidades, formando parte de este proyecto.

Recibir al peregrino con el mejor vaso de agua, enseñarle el albergue con la mejor de sus sonrisas o mostrar sus capacidades de superación hacen que año tras año quieran seguir formando parte de este albergue”, argumentó. 

Larraitz Trincado Uranga, como representante de la junta de Anfas, y la alcaldesa Begoña Ganuza también extendieron sus felicitaciones. “Sin vosotros los peregrinos se hubieran quedado sin este espacio que con tan buena fama se promociona por las redes sociales”, añadió la segunda. El acto de clausura terminó con un aperitivo y con la proyección de un vídeo que recogió momentos de estos cinco meses en fotografías.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE