Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

CULTURA

Salinas de Oro abre una biblioteca con fondos de una donación particular

El Ayuntamiento ha acondicionado una sala pública para albergar los 3.000 títulos recibidos

Ampliar Jesús Javier Zugasti (alcalde), Francisco Eraso Ázqueta, Olga Lizarraga con su marido e hijos, Miriam Alonso, Patricia Zugasti y Cristina Eraso (ambas concejales), Belén Portillo (secretaria), Beatriz Unzué (concejal) y el párroco, Enrique Arcelus.
Jesús Javier Zugasti (alcalde), Francisco Eraso Ázqueta, Olga Lizarraga con su marido e hijos, Miriam Alonso, Patricia Zugasti y Cristina Eraso (ambas concejales), Belén Portillo (secretaria), Beatriz Unzué (concejal) y el párroco, Enrique Arcelus.
  • R.A.Estella
Actualizado el 30/09/2014 a las 06:00
La pasión por la lectura del ingeniero de Mañeru Luis Antonio Lizarraga prenderá en el centenar de vecinos de Salinas de Oro que el sábado abrieron una biblioteca con los fondos, 3.000 libros y 800 dvd, donados por este benefactor de padre originario de Mañeru y profundo amante de Navarra aunque la mayor parte de su vida residiese en Madrid.

El anhelo de que esta colección fuese a parar a una biblioteca navarra casó tras varias peripecias con la solicitud de Salinas de Oro, que había pedido ayuda a la red de bibliotecas públicas de Navarra para constituir un servicio de este tipo. 

Después de meses de contactos y trabajo, los protagonistas se reunieron en la sala del edificio municipal que el Ayuntamiento ha acondicionado como biblioteca. Los volúmenes, que comprenden diversos géneros, desde la novela, poesía, literatura clásica a las guías culturales y libros de viajes, lucían en las estanterías perfectamente organizadas tras la labor realizada por dos vecinas, Miriam Alonso y Beatriz Unzué.

El alcalde, Francisco Eraso Ázqueta, recordó la figura de Lizarraga, nacido en 1944 de madre madrileña y padre navarro. Además de ingeniero fue maestro y profesor en sus ratos libres, estudió una segunda carrera, Sociología, y era tal su pasión por enseñar que participaba como voluntario en rutas culturales por los museos de Madrid. Sus descendientes, su hija Olga Lizarraga, marido e hijos, llegaron el sábado desde Madrid para conocer el nuevo servicio del que este pueblo de 100 habitantes podrá disfrutar gracias al legado de su padre. Lizarraga recordó que los libros van muy íntimamente unida a quien los lee y colecciona, de manera que configuran una parte de la personalidad. El deseo de Luis Lizarraga era que sus libros pasaran a formar parte de una biblioteca navarra, pero en este caso ha servido para fundar una en una población que de otra manera tenía escasas posibilidades de acceder a este servicio.
volver arriba

Activar Notificaciones