Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Estella

La escuela municipal de música gana alumnos y pide más espacio

  • El centro Julián Romanos tiene problemas para ubicar en clases a los grupos más grandes

La clase de coro, en una sesión de ayer por la tarde, es la que presenta más problemas de espacio junto con la instrumental.
La clase de coro, en una sesión de ayer por la tarde, es la que presenta más problemas de espacio junto con la instrumental.
Montxo A.G.
  • M.P. Amo. Estella
Actualizada 18/09/2014 a las 06:00
El ciclo de alumnado a la baja que empezó en el inicio de la crisis económica parece -al menos con los datos del curso recién iniciado en la mano- haber tocado a su fin y la escuela de música municipal de Estella vuelve a crecer en matrículas. No alcanza los más de 300 que solía ser cifra habitual años atrás, pero los ronda con 293 y suma también más inscripciones en las distintas asignaturas. Las cifras tienen ya repercusiones en los espacios.

Hay problemas para las clases más numerosas -como la que acarrea a 24 alumnos con sus respectivos instrumentos o la agrupación coral con más de 40 voces- y el centro Julián Romano se lo ha trasladado así al Ayuntamiento del que depende.

La escuela disfruta desde su traslado del edificio de autobuses de unas nuevas y modernas instalaciones fruto de la reforma del antiguo convento de San Benito, pero no cuenta todavía con un salón de actos que sería la solución a las clases más nutridas. Se trata de un espacio contemplado en la última fase de obras en el complejo cultural del paseo de Los Llanos, un proyecto aprobado y con presupuesto para este ejercicio cuyas obras no han comenzado todavía. Hasta que se cuente con ello, una opción -y para ello se negocia desde el equipo de gobierno- es ocupar las horas necesarias una sala de cine gestionado por Golem.

El director de la escuela de música, Javier Martínez Giralda, explica que un curso con nueve alumnos más que ha aumentado en casi un 9% (de 581 a 631) sus matrículas supone un buen dato, una respuesta también al plan pedagógico en marcha. “Hasta ahora nos hemos podido apañar sin el salón de actos, pero con las cifras actuales algunos grupos no caben en el aula ni física ni legalmente”, añade. No sería tampoco suficiente el espacio del escenario de las dos salas de cine pequeñas, por lo que la solución estaría en utilizar la principal y ello pasa por conseguir el permiso de la empresa gestora.

Aunque con más horas en algunos de los contratos, la plantilla sigue igual, con 16 profesores dirección incluida. El curso sí trae otras novedades en cuanto a su oferta porque incluye por primera vez la musicoterapia, abierta a todo el que quiera en el futuro e iniciada con sus tres primeros alumnos, niños con algún grado de discapacidad que tienen por primera vez esta posibilidad y encuentran en la música un nuevo estímulo, otro puente para el contacto más allá del lenguaje verbal.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE