Fruta

Sartaguda espera llegar a los tres millones de kilos de melocotón

  • Ciento cincuenta agricultores cultivan en 7,5 km2 el producto estrella de la localidad

Los comisionados locales compran el producto al agricultor, lo seleccionan y lo ponen en el mercado.

Los comisionados locales compran el producto al agricultor, lo seleccionan y lo ponen en el mercado.

s.e
0
14/08/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • susana esparza. sartaguda
Fue en la década de los años 60 cuando comenzaron a plantarse las primeras fincas de melocotones en Sartaguda.

Hoy, se cultivan 7,5 kilómetros cuadrados -de sus 14,9 de superficie- de éste y otros frutos con hueso, como paraguayos y nectarinas, lo que se traduce en una producción aproximada de unos tres millones de kilos al año que cultivan alrededor de unos 150 agricultores .

Las variedades son numerosas: Baby Gold, Andros, O’Henry, María Blanca, Rich Lady, Royal Glory, Carlson, Gallur, Rodolfo, entre otras.

Ni los agricultores de Sartaguda, ni los dos comisionados de la localidad, Kabila y Hermanos Moreno Amatria, quieren hacer previsiones sobre la cantidad de kilos de melocotón que se podrían recoger este año.

Las tormentas de granizo que han descargado este verano sobre los frutales anuncian la campaña como incierta. ”Aunque la calidad del fruto es la misma, las consecuencias de la piedra hacen que el melocotón pierda valor en el mercado.

Y este año hemos tenido dos granizadas fuertes, sobre todo la tormenta del siete de julio que atizó a gran parte del cultivo”, explica Jorge Benito Martínez, agricultor local.

PRECIO DE VENTA

Sobre el precio tampoco se atreven a apuntar una cifra posible, ya que en parte dependerá del volumen de kilos que se recojan.

“Es el propio mercado el que fija la cuantía de la venta. Depende de la cantidad producida y de las variedades recogidas”, señala Mariola Ruiz Pérez, de Kabila.

Desde Hermanos Moreno Amatria, su propietario Fermín Luis Moreno Amatria, indica que este año la distribución será más complicada. “Ha bajado mucho el comercio del melocotón a pesar de que la calidad del fruto de aquí es extrema.

El mercado es muy variable y hay muchas variedades. Además, la importaciones del este de Europa este año serán menores por el conflicto en Ucrania, donde exportábamos mucha producción”.

Productores y distribuidores de la localidad destacan la gran calidad del fruto, que nada tiene que envidiar a la Denominación de Origen Melocotón de Calanda, entidad hermanada con el municipio.

Para darse conocer y abrirse paso en el mercado, los agricultores locales impulsaron, hace tres años, la Feria del Melocotón de Sartaguda. “El año pasado vinieron desde Calanda y se sorprendieron del valor de nuestra producción.

Les gustó mucho el producto y nos explicaron que lo primero que teníamos que hacer era darlo a conocer. Les llamó la atención nuestro regadío, pero sobre todo, el bajo precio al que lo vendemos, cerca de un euro el kilo. Ellos lo quintuplican”, detalló Benito, impulsor de la iniciativa.

PROCESO DE PRODUCCIÓN 


La recogida de las primeras variedades de la fruta comenzó con dos semanas de antelación respecto al año anterior. Una recolección que se inició a finales del mes de junio y ahora alcanza su ecuador.

Hasta septiembre, y de sol a sol, los agricultores locales recogerán los melocotones. “En Sartaguda se recogen a mano, como toda la vida. Es un proceso familiar con un carácter artesanal que le da un valor añadido y una calidad insuperable”, dice el agricultor Jorge Benito.

La recolecta es el último paso de un proceso de producción que comienza al terminar la campaña. “Una vez terminada la recolecta empieza la poda.

Se cortan las ramas y se le da forma al árbol”, describe Benito. “Unos meses después realizamos el aclarado, cuando está en flor, aproximadamente.

Dejamos que los melocotones salgan cerca del tronco para que el peso del fruto no destroce el árbol y mantenemos una distancia entre ellos lo suficiente para que engorde bien”, añade.

Los dos comisionados locales se encargan de distribuir el producto por el que pagan al agricultor un precio de entre 30 o 40 céntimos el kilo, dependiendo de la calidad y la variedad del melocotón.

Allí lo seleccionan y catalogan según el aspecto en primera o segunda calidad. “Es un mercado exigente que pide un producto bonito, con buen color y que no tenga piques”, coinciden en las dos empresas.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE