reciclar

Niños de Mendavia dan nueva vida a 3.500 envases en favor del reciclaje

  • Alumnos de Educación Infantil se han implicado en un proyecto que ha tenido como final una cabaña de juegos

Niños que participaron el pasado sábado en la actividad delante de su cabaña

Niños que participaron el pasado sábado en la actividad delante de su cabaña

juan suberviola
0
15/04/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • Juan Suberviola Mendavia
Dar otra vida a los envases inculcando a los alumnos las ventajas que tiene el reciclaje y sus beneficios para el medio ambiente. Esos, junto con el disfrute personal de construir algo juntos, son los objetivos que se han perseguido desde los centros de Educación Infantil de Mendavia Nuestra Señora de los Dolores y Rafaela Álvarez de Eulate en un proyecto que terminó el sábado y contagió a los padres.

Entre todos terminaron la cabaña o "refugio gnomo" (como se le ha denominado) que han construido en el jardín del primer centro. Niños y familiares dieron el sábado el último retoque. ¿Cuál fue?: un baño de barro de arcilla, paja, agua y arena. El trabajo contó con la supervisión del joven arquitecto de la localidad Juan Manuel Díez Hermoso de Mendoza, con experiencia en construcciones alternativas y de reciclaje. "Se trata de inculcar una serie de valores a los niños y hacerles ver que los residuos se pueden reutilizar para cubrir pequeñas necesidades. Como experiencia me ha resultado muy gratificante y lo cierto es que me ha sorprendido de la forma que se han implicado los padres. El esfuerzo colectivo es una forma de alcanzar los objetivos previstos y así ha sido este", explicó Juan Manuel Díez.

Parte de los 3.500 envases que se han empleado para esta estructura se utilizaron llenos de arena para hacer más estable una construcción que alcanza los 2,50 metros de altura. En el patio central, Aurelio Calvo Cortés (miembro de la asociación de padres) dio la bienvenida a esta fiesta e hizo una exposición de los objetivos que persigue este proyecto. "Se trata de diferentes actividades extraescolares que venimos trabajando en los últimos años y que vamos variando. En esta edición le ha tocado el turno al reciclaje y la verdad es que ha sido un acierto", indicó.

En el acto central se homenajeó a Máximo Suberviola Ruiz por su colaboración desinteresada en la iniciativa. "Siempre hace ilusión pero lo importante es que los niños se lo pasen bien. Hemos cubierto la cabaña al más puro estilo de antaño; empleando materiales como la arcilla, el agua, la paja y la arena. Así se hacia el adobe para las casas", explicó.

POSITIVO PARA TODOS

Rocío Aránega Martínez, Sonia Etayo Jalón, Garbiñe Rueda Ruiz y Amaya García Susaeta fueron algunas de las madres que se afanaron en colaborar con sus hijos. "Lo cierto es que ha sido una iniciativa muy bonita que nos ha permitido compartir unas horas de ocio con nuestros hijos", coincidieron.

Por su parte, la directora del centro Nieves Macua destacó lo positivo que había resultado esta actividad por la forma en la que habían colaborado los padres e incluso los abuelos de los niños. La fiesta concluyó con un almuerzo para todos en el mismo centro.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE