Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

obras

La pasarela que une orilla e isla en Alloz, montada sobre el pantano

El paso, 50 metros de madera para salvar las aguas, constituye el elemento más llamativo de las nuevas mejoras

La pasarela que une orilla e isla en Alloz, montada sobre el pantano
La pasarela que une orilla e isla en Alloz, montada sobre el pantano
  • dn. Estella
Publicado el 17/02/2014 a las 06:01
Lo que hace un año estaba en vías de proyecto se ha hecho ahora realidad en las aguas del pantano de Alloz. Aunque no terminarán hasta primavera, las obras de la última de sucesivas actuaciones para hacer más atractivo al turismo el embalse muestran ya prácticamente su aspecto definitivo y permiten situarse en cómo quedará la zona para una temporada estival que se ha medido en los últimos años por miles de visitantes.

La financiación con fondos del Eje 4 Leader que llegaron vía Teder permitió al Ayuntamiento del valle de Guesálaz seguir adelante con sus planes para el pantano. Puso en marcha así una iniciativa presupuestada en algo más de 117.000 euros de los que 82.279 se obtuvieron vía subvención. Las obras se adjudicaron a la empresa Oscarbi, con sede en Iturgoyen, y aprovecharon los niveles de agua más bajos del principio del otoño para ponerse en marcha y dejar listo sobre todo el acondicionamiento de la playa con gravilla.

AVISTAR EL AGUA DESDE LA ISLA

La pasarela de madera que cruza las aguas a lo largo de 50 metros para conectar la orilla con la isla constituye el elemento más destacado del proyecto. Mediante unos peldaños, se puede acceder a esa isleta en la que se marcará un sendero con cinco ramales. De esa forma, desde otros tantos bancos colocados en cada uno, se podrá avistar el embalse desde todos los puntos.

La alcaldesa del valle, Mariví Goñi, explica que no se ha querido alterar el estado natural de este espacio ni su vegetación tradicional, por lo que los planes iniciales se han reconducido finalmente a esos elementos. Sí es el que a buen seguro más llamará la atención como lo hace ya entre personas que pasean estos días por la zona y se detienen a ver la nueva estructura, pero hay otras novedades junto a la pasarela. El presupuesto ha permitido también acondicionar un camino de traviesas que haga más cómodo el tránsito desde el aparcamiento por toda la bahía, que se dota también ahora de un acceso para minusválidos. Sombrillas de caña y un circuito biosaludable completan lo que la primer edil define como las pinceladas que cierran lo que comenzó con la adecuación de infraestructuras básicas, desde el parking hasta la zona de servicios.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones