Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Fiestas 2013

Artavia celebra el día del 'parao', que no del parado

  • Los hombres de esta localidad (Allín) se reúnen por un día sin mujeres para comer juntos y pasarlo bien

Algunos de los participantes en la comida del pasado martes, durante la sobremesa en la Nogalera.
Algunos de los participantes en la comida del pasado martes, durante la sobremesa en la Nogalera.
arteaga
  • ainara arteaga. artavia
Actualizada 19/08/2013 a las 06:01
El objetivo: juntarse un día de agosto los hombres del pueblo sin mujeres y pasarlo bien. Y con este propósito Artavia lleva más de cuarenta años celebrando el "día del parado" (o más bien el "parao", como lo llaman ellos). La denominación, afortunadamente, nada tiene que ver con el alto índice de desempleo generalizado, sino que el encuentro tiene lugar en verano, cuando todos están de vacaciones, es decir, "paraos".

La cita, como marca la costumbre, es el día trece de agosto, y en esta ocasión, veintidós hombres se juntaron para comer y disfrutar de la jornada bajo la Nogalera. "Pasamos todo el día juntos. Por la mañana venimos con un tractor y traemos las sillas y las mesas. Una persona se encarga de preparar la comida y luego estamos aquí comiendo, bebiendo y cantando. A las ocho merendamos, siempre lo mismo, huevos y magras con tomate, y luego vamos al bar", relató Félix Gracia Nicolás, vecino de la localidad que tiene un blog colgado en Internet con noticias, datos y curiosidades sobre la misma.


Desde los 70

Los orígenes de esta fiesta se remontan a principios de los años setenta. Una noche, a un grupo de hombres casados, mientras conversaban en el bar, se les ocurrió la idea de reunirse un día todos para no perder la amistad, aprovechando que durante agosto la fábrica textil local, en la actualidad denominada Taicolor. El momento no solo era idóneo porque los empleados de Artavia estaban de vacaciones, sino porque los hijos del pueblo volvían a veranear por las mismas fechas. Por ese motivo se eligió el 13 de agosto, en pleno ecuador vacacional.

Los primeros años asistían entre 35 y 50 personas, pero este número ha disminuido progresivamente debido a que muchos de los participantes han ido falleciendo o su salud no se lo permite. Además, al haber partido la iniciativa de gente madura los jóvenes son algo reacios a participar, según cuenta Félix Gracia en su blog.

Relevo incipiente

Esta ausencia todavía se sigue notando, tal es así que este año únicamente se animaron a apuntarse dos jóvenes. Uno de ellos era Miguel Echeverría Domingo, de 25 años, y el otro Diego Maestresalas. "Es un día diferente, una alternativa a la monotonía del verano. Somos el relevo generacional", bromeaba Echeverría, que es el segundo año que se incorpora al evento.

A lo largo de los años, cuarenta nada más y nada menos, el programa de este día también ha sufrido alguna variación. Antes celebraban una misa en San Blas y luego almorzaban en la presa de Inzura.

En el término conocido como la Caseta (otra zona de este mismo paraje) se organizaba la comida, pero todo esto implicaba coger el coche y no suponía demasiada comodidad para los asistentes. Sin embargo, aunque Inzura ha sido sustituido por la Nogalera, lo que no ha cambiado es la ilusión con la que los participantes viven este día, ni las ganas de todos ellos de pasarlo bien. "Nos supone una alegría muy grande el vernos todos los años aquí", señaló José Ignacio Enciso Sangüesa, otro de los habituales.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE