Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

EXPEDIENTE DE REGULACIÓN DE EMPLEO

UGT, CC OO y ATISS quieren pactar flexibilidad frente al ERE en BSH

Solidari y LAB siguen apostando por el ERE temporal como solución, que rechaza la empresa

  • PILAR MORRÁS . PAMPLONA .
Publicado el 16/09/2011 a las 01:02
Al menos tres sindicatos de BSH, UGT, CC OO y ATISS, que sumarían mayoría en el comité de empresa (6, 3 y 2 delegados, respectivamente), se decantan por negociar medidas de flexibilidad de convenio que permitan "reducir" en lo posible el número de afectados por el ERE de 178 despidos presentado en la factoría de Esquíroz. Aunque su disposición negociadora ya había sido anunciada previamente, en este momento cobra más importancia toda vez que la dirección rechazó la alternativa que presentó el comité, de forma unitaria, el martes de afrontar el excedente con un ERE temporal "por el tiempo que fuera necesario durante 4 años y sin coste" para la empresa.
La dirección rechaza esta solución porque entiende que el excedente es "irreversible" y propone medidas "definitivas" de reducción salarial y jornada, como alternativa a los despidos. Sin embargo, Solidari y LAB (con 5 y 3 delegados respectivamente) se decantan por la solución unitaria del comité. "No podemos comprender cómo la dirección ha planteado un ERE por temas de producción, cuando es un tema organizativo. Mantenemos que es un tema temporal y que podemos negociar medidas para ajustar la plantilla a la producción que sean reversibles y más baratas", dijo Iván Celaya, presidente del comité, de Solidari, que criticó que "la dirección no ha mostdo interés en acordar unas salidas voluntarias atractivas a las que se pudiera acoger mucha gente" y "ni siquiera contempla una salida a los prejubilables".
Ayer a mediodía, entre las 13 y las 14,15 horas, cinco delegados de BSH, uno por cada sindicato salvo Víctor Claramunt, de los independientes de oficinas, que se quedó fuera por cupo, comparecieron ante la comisión de Innovación y Empleo del Parlamento foral, para exponer la situación a los parlamentarios. Según comunicaron a la salida, recibieron "buena disposición" y "apoyo" de los diferentes grupos políticos, UPN, PSN, IU, NaBai y Bildu, con reservas del PP, que dijo que "había que oír también la versión de la empresa". En concreto, comparecieron Ivan Celaya (Solidari); Gabriel Álvarez (UGT); Iñaki Sagastibelza (CC OO); Xabier Lakasta (LAB) y Raúl Suberviola (ATISS).
A la salida, UGT y CC OO insistían ya en la necesidad de abordar la negociación del ERE con "todos los temas en la mesa". El comité dispone de un mes para negociar un acuerdo sobre el ERE. Ya han transcurrido dos semanas y las posturas siguen "muy distantes".
"Está claro que la dirección no quiere hablar de medidas aisladas. Al final, está pasando el tiempo, crece la preocupación entre los trabajadores y queremos que la negociación fluya. Creemos que todas las medidas que propone en el plan social son necesarias. Pero la dirección está siendo rácana. Pretende que la reducción de jornada sea irreversible y habla de medidas definitivas, más allá de 2015, que es hasta donde llega su plan industrial", explicaba Iñaki Sagastibelza. "Nosotros podemos hacer un planteamiento de flexibilidad de sábados para que la reducción sea la mínima posible", apuntó. Pero quieren circunscribir el acuerdo hasta 2015 y "que la multinacional confirme los modelos que faltan por asignarnos" y "un compromiso para reducir salidas traumáticas", dijo. CC OO ha convocado una asamblea de afiliados el sábado a las 10,15 en la sede.
UGT: congelación y flexibilidad
UGT, por su parte, ya testó la opinión de los suyos el sábado. Acudieron 55. Y afirman que "este ERE pasa por negociar congelación salarial y flexibilidad" aunque no precisan qué tipo de medidas. "Ya que la empresa no esgrime problemas económicos, debería ser capaz de buscar fórmulas par aincentivar despidos voluntarios" apuntaba Gabriel Álvarez, de UGT. "La empresa habla de 500.000 unidades, pero está haciendo instalaciones con capacidad para 600.000 a dos turnos; 900.000 a tres. Además, por lo que se ve en el ERE habla de empleo eventual el año que viene y ninguna fuerza sindical puede firmar un despido teniendo eventuales el año que viene", afirmó. "Otra cosa es que diga, necesito flexibilidad al alza y contención salarial. Ahí , como comité tenemos que ver hasta dónde podemos llegar para que nuestra empresa sea más estable a futuro y no vaya nadie a la calle"..
LAB asume la existencia de dos posiciones sindicales distintas. Y propone que en las asambleas del lunes se someta a referéndum "qué camino" quiere seguir la plantilla. "Si el ERE temporal que propuso el comité por unanimidad (y la empresa rechazó). O negociar el ERE recortando las condiciones que tenemos. Para nosotros, esto segundo es un trapicheo en el que no hay que entrar. Pero harémos lo que la mayoría de los trabajadores diga", dijo Xabier Lakasta.
volver arriba

Activar Notificaciones