Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

SENTENCIA

Ratifican una condena al Ayuntamiento de 8.749 euros por una caída en la Ciudadela

El ciudadano que demandó al Ayuntamiento de Pamplona cayó a un foso de la Ciudadela de dos metros de altura la noche del 22 de agosto de 2008 Según el Juzgado, el Consistorio no tomó "las medidas de precaución necesarias de protección al público"

  • EFE. PAMPLONA
Actualizado el 07/06/2011 a las 12:04
El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 ha ratificado la condena que impuso el Tribunal Administrativo de Navarra al Ayuntamiento de Pamplona por los daños que sufrió un ciudadano como consecuencia de una caída en la Ciudadela, a quien deberá indemnizar con 8.749 euros.

La sentencia indica que los hechos ocurrieron en el transcurso de un espectáculo pirotécnico y musical, "Los lágrimas de San Lorenzo", que se celebró en la noche del 22 de agosto de 2008.

Para la sala, "resulta acreditada la concurrencia de los requisitos que permiten declarar la responsabilidad de la Administración demandada y, por tanto, la procedencia del derecho a indemnización".

Y es que ve "induscutible" por estar "suficientemente probada" la responsabilidad del Consistorio "por no haber adoptado las medidas necesarias de protección al público" durante el citado espectáculo, que organizó el propio Ayuntamiento.

Señala, en este sentido, que ha quedado "acreditado que la lesión (del denunciante) se produjo como consecuencia del funcionamiento del servicio público, que en el presente supuesto es el mantenimiento de las vías públicas".

Según precisa, la zona donde ocurrió la caída "no se hallaba señalizada ni iluminada" y eso hizo que Francisco L.R. cayera en un socavón de casi dos metros y como consecuencia de ello tuvo que ser rescatado del foso y trasladado en una ambulancia a un centro sanitario para ser atendido de las lesiones que sufrió.

Para el tribunal, el Ayuntamiento no sólo debió tomar medidas en el borde del foso y en el camino que conducía al espectáculo sino también fuera de éste ante la posibilidad de que parte del público transitara fuera de las vías pavimentadas o no conociera el lugar y por ello no pudiera valorar el riesgo.

A lo que añade que incluso de debieron tomar medidas "extraordinarias" dado que se trataba de un espectáculo nocturno, con 7.000 espectadores y de características medievales, como por ejemplo postes con antorchas, lo que hacía que también los niveles de riesgo fueran "extraordinarios".
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE