Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

La tienda "txikita" dio vida al barrio

  • Asun Armendáriz Lampérez llegó a Pamplona hace 28 años, desde Sangüesa. Se instaló en el barrio de Ermitagaña y 16 años después compró la mercería Arantxa, tienda de la que ella misma había sido clienta y donde vistió a sus tres hijos. Dispuesta a seguir, a pesar de las dificultades, espera jubilarse tras el mostrador

Imagen de la noticia

Asun Armendáriz Lampérez en la mercería Arantxa, de la que es propietaria desde hace doce años. EDUARDO BUXENS

0
Actualizada 13/01/2012 a las 02:01
  • PILAR FDEZ. LARREA . PAMPLONA

Esta mujer, natural de Sangüesa y vecina desde hace 28 años de Ermitagaña, compró el establecimiento hace doce años y recuerda que durante los primeros seis no conoció vacaciones ni tampoco ingresos: dedicó todas las ventas a amortizar la compra del local. Ahora sufre, como casi todo el gremio, las consecuencias de la coyuntura económica, pero espera jubilarse tras el mostrador, aún consciente de que el negocio no da para mantener a una familia. "Es un pequeño complemento, pero yo vengo encantada a trabajar, me gusta mucho", dice tajante.

¿Cómo recuerda los inicios?

Nosotros somos de Sangüesa y hace 28 años vinimos a Ermitagaña. Llevo justo la mitad de mi vida aquí porque ahora tengo 56. Prácticamente vestí a mis tres hijos en esta mercería, conocía la tienda desde que llegué y fui clienta. Cuando la propietaria lo dejó me animé porque mi hija pequeña tenía ya 9 años y me pareció que era el momento tras haber hecho un parón de 18 años para criar a mis hijos.

Tenía relación con el gremio

En Sangüesa había aprendido el oficio, desde los 14 años y trabajé en un costurero. La verdad es que me gusta mucho coser, el ganchillo, el punto de cruz...

¿Se sigue cosiendo?

Qué va, para nada como antes, aunque es cierto que, con esto de la crisis, hay gente joven que tiene interés en aprender.

¿Mantiene el género?

Sí, hay mercerías que se han centrado más en lencería porque el género de siempre ya no sale: ni lana, ni agujas..., pero yo de momento mantengo el mismo servicio y tengo también uniformes de Teresianas, el colegio que está aquí mismo.

¿Tiene vida el pequeño comercio?

Tuvo sus años dorados y la tienda txikita dio vida al barrio, a mí me gusta la tienda de barrio, tal vez sea porque vengo de un pueblo y el trato es distinto. En esta manzana hay de todo, fruterías, carnicería, pescadería, supermercado, pan prensa.., en poco espacio está integrado todo el comercio. Para mí los primeros años fueron buenos, pero luego abrieron Carrefour y la cosa empezó a decaer, yo entiendo que la gente opte por los centros comerciales por comodidad, por horarios..., y es muy respetable, pero las grandes superficies no dan la cercanía ni los consejos de la tienda del barrio. Yo estoy muy a gusto aquí, tengo una clientela majísima, nos conocemos todos y espero no tener que cerrar, desde luego tengo intención de jubilarme aquí, aunque sea sin ganar mucho dinero. Vengo a trabajar encantada cada mañana, no me cuesta nada y so también influye. Es verdad que nos inflan a impuestos, pero es lo que hay y me conformo con tener a fin de mes para pagar los impuestos y un sueldo normalito, el de una dependienta, para seguir cotizando.

SU HISTORIA

1982 FUNDACIÓN. Celestina Salinas, natural de Castejón, inauguró la mercería hace 30 años, en la trasera de la calle Ermitagaña.

APERTURA . Celestina Salinas, vecina entonces del barrio de Ermitagaña, abrió la tienda en 1982 con la denominación actual, Mercería Arantxa.

RELEVO. Hace doce años, Asun Armendáriz Lampérez, nacida en Sangüesa y residente también en el mismo barrio y en la misma calle Ermitagaña, adquirió el comercio, la mercería Arantxa. Antes había sido clienta del establecimiento y tomó sus riendas una vez que sus tres hijos habían crecido.

Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra