Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

ENRIQUE MAYA MIRANDA ALCALDE DE PAMPLONA

"El juego político te lleva a debates que no conducen a nada, pensé que sería más fácil"

  • "Lo que tiene que decir el PSN es si está o no dispuesto a gobernar con Bildu. Nosotros ya hemos dicho que no"

Imagen de la noticia
Enrique Maya Miranda, alcalde de Pamplona por UPN. BUXENS
  • A.O. . PAMPLONA .
Actualizada 11/01/2012 a las 01:53

Hoy miércoles Enrique Maya Miranda cumple 7 meses al frente de la alcaldía de Pamplona y en su balance tienen cabida, como es lógico, aspectos buenos y otros que no lo son tanto. Asegura que han sido meses de mucha actividad, pero lamenta que buena parte de ese trabajo se haya ido en "debates estériles que no han conducido a nada". Sabe que el que le ha tocado no es el mejor momento para regir Pamplona, y que dentro de cuatro años no se le juzgará seguramente por las nuevas infraestructuras que haya dejado en la ciudad, si no por su capacidad para gestionar esta crisis. De momento, durante su primer año como alcalde va a tener que hacer funcionar Pamplona con un presupuesto prorrogado de 178 millones de euros porque ningún grupo de la oposición, salvo el PP, apoyó el proyecto de 200 millones que su equipo de gobierno había preparado.

Metidos en aniversarios ayer se cumplió un año de que la Ejecutiva de UPN le diera el respaldo como candidato a la alcaldía.
 

¡No es posible! Se me ha ido en un suspiro. Tengo la sensación de que han pasado muchas cosas en muy poco tiempo. Estoy viendo la foto: de candidato, en la campaña... Tengo un recuerdo muy especial del primer mitin porque me quedé contento del apoyo de la gente.

¿Lo sigue teniendo ahora?

Me siento un alcalde bien aceptado.

Así que no le ha decepcionado la política.
 

No, en absoluto. Ha sido una decisión de la que estoy orgulloso y satisfecho. Se ha confirmado lo que ya suponía, que ser alcalde de Pamplona es incomparable a cualquier otro trabajo.

Usted conocía el Ayuntamiento porque ha trabajado como funcionario 22 años. ¿Ocupar la alcaldía era como lo esperaba?
 

Yo pensaba que sería más fácil poder entrar en los temas importantes, pero el juego político te lleva a debates que no conducen a nada. Creo que los ciudadanos quieren que la ciudad se encuentre en una buena situación cuando acabe esta crisis, y aunque tenemos un programa electoral para conseguirlo, la labor de la oposición nos lleva a otros debates.

Quienes trabajaban con usted dicen que ha perdido ese optimismo que le caracterizaba al principio.
 

Más que el optimismo puede que haya perdido la sonrisa porque no cabe duda de que este es un trabajo difícil. Pero soy optimista por naturaleza y la realidad te lleva a ser realista, así que soy un optimista realista.

También es un alcalde que se levanta y abandona una reunión oficial. Algo grave tuvo que pasar para que actuara así.
 

No le doy transcendencia aunque sé que la tiene, pero no pasó nada que fuera más allá de las formas. Era una reunión de la Comisión Foral de Régimen Local en la que se hablaba de una posible tabla de sueldos para los alcaldes y concejales de Navarra. Y si me marché fue por zanjar un tema que iba por un camino por el que no debía, porque se empleaba un tono que no me gustaba y pensé que era mejor marcharme.

No dice que ese tono provenía del consejero de Administración Local, el vicepresidente socialista Roberto Jiménez.
 

Es que tal vez influyó precisamente eso, porque con él tengo una relación magnífica desde que estuvo como concejal en Pamplona y debatimos asuntos tan serios como el parking de la Plaza del Castillo. Tal vez mezclé esa confianza con la relación....

¿Se han visto desde entonces?
 

Sin problemas.

¿Y han vuelto a hablar sobre esta propuesta de sueldos a nivel de toda Navarra?
 

No en ese marco porque en UPN pensamos que donde debe tratarse este asunto es en la ejecutiva de la Federación Navarra de Municipios y Concejos.

UPN y PSN

Con su reciente afiliación a UPN, ¿ha adquirido ya ese perfil político que algunos le criticaban por no tener?
 

Parece que la oposición está obsesionada con mi no perfil político. Creo que la palabra político tiene a veces un sentido peyorativo, y si se refieren a eso estoy encantado de no tener perfil. Pero si tenerlo significa que conoces los problemas de la ciudad y la forma en la que debes de trabajar por ella, ese es el perfil que quiero tener.

¿Qué tal su relación con Yolanda Barcina?
 

Buena. Nos vemos menos seguramente porque tiene una labor complicada como presidenta del Gobierno de Navarra, con un pacto con el PSN muy novedoso. Pero también veo que las medidas más duras se han adoptado con acuerdo, así que en lo esencial están de acuerdo, como lo estaremos en el Ayuntamiento.

La legislatura se presenta complicada para UPN porque con 11 concejales le faltan 3 para la mayoría absoluta y sólo el PSN se los puede facilitar. De momento parece que esa relación con los socialistas no es la propicia y tampoco se vislumbra un posible acuerdo. ¿Van a pasar así los cuatro años?

Nosotros hemos enseñado nuestras cartas, que son los presupuestos, y la respuesta del PSN es que no se fían. Yo sí confío en que las cosas, de la misma manera en que se rompen, también se atan, y además somos mayores y responsables. Sabemos lo que hay en juego.
 

¿Cedería en algo ahora para alcanzar aquel acuerdo con el PSN que no se logró la víspera de su toma de posesión?

Es que yo estaba convencido de que habíamos alcanzado un acuerdo aquella noche cuando levantamos la reunión. Es cierto que se pusieron temas sobre la mesa que no los aceptaría nunca en una negociación, como son los ceses de las personas.
 

¿Al de quién se refiere?

Al de Simón Santamaría como Jefe de la Policía Municipal.
 

¿Y el resto?

Había acuerdo sobre la organización municipal, sobre las áreas que ellos podían llevar. Todo iba bien y no hubo nada especialmente duro, así que algo tuvo que pasar a la mañana siguiente en el seno del PSN.
 

¿Con la marcha de Juan Moscoso, el portavoz del grupo socialista, se complica la relación con el PSN?

Mi relación con Moscoso era muy buena, pero no podía dedicar al Ayuntamiento todo el tiempo que requiere, y ahora con Jorge Mori esa dedicación está garantizada. Por eso, en ese sentido, será más fácil la interlocución con los socialistas.
 

¿Qué le ha parecido la salida de Moscoso del grupo?

Mal. Hay que valorar el compromiso que asumió siendo candidato para la alcaldía de Pamplona, y hacerlo viviendo en Madrid. Pero me parece mal que únicamente luches por ser alcalde. Si yo fuera votante del PSN me sentiría decepcionado.
 

Lo ha dicho una de sus portavoces (Caballero): La estabilidad sólo nos la puede aportar el PSN.

Y es así, pero hay un juego en el que no quiero entrar y que por garantizar esa estabilidad tuviésemos que llegar a acuerdos que van en contra de nuestros principios básicos. Eso sería negativo para UPN.
 

¿Entonces cuál es la salida?

Lo que no voy a hacer nunca es renunciar al programa electoral o a nuestros principios por gobernar con el PSN, porque sería un fraude democrático. Entonces lo que hay que hacer es buscar los puntos de encuentro y hay una regla elemental: acordar lo fundamental y discutir sobre lo que no es fundamental. Me he encontrado con muchos debates estériles.
 

¿Por ejemplo llegar a un acuerdo para nombrar al gerente del Teatro Gayarre?

En ese tema seguimos trabajando con toda discreción y buscando un candidato de consenso.
 

Los plenos también parece que se prolongan más de lo normal.

Por esos debates que no llevan a ningún sitio precisamente. Me parecería mucho más lógico celebrar un único pleno al mes, como se hace en la mayor parte de las capitales. Para el funcionamiento ordinario sería mejor y eso facilitaría la gestión municipal, copada varios días con los asuntos de las numerosas mociones que presenta la oposición.
 

Durante estos 7 meses de legislatura la presencia de Bildu también se ha dejado notar en el consistorio. Incluso desde el PSN su actual portavoz dice que ahora con ellos se puede hablar con normalidad. ¿Qué le parece?

Me preocuparía si eso significase un cambio de actitud del PSN. Lo que tiene que decir es si están dispuestos o no a gobernar con Bildu. Nosotros ya hemos dicho que no, así que tendrán que mojarse.

Uno de los concejales de Bildu (Martínez de Eulate) no tuvo reparo en pedir a María Caballero y a Paz Prieto, ediles de UPN, que olviden los asesinatos de sus padres a manos de ETA.
 

Quien pide eso no tiene ni derecho ni dignidad. Mire, con el comunicado de ETA hay una cosa muy clara, los familiares de las víctimas están tristes y el entorno abertzale está alegre, así que me quedo con eso.

"Lo peor de las dietas de Uxue Barkos e Itziar Gómez fue la explicación"

Por primera vez en muchos años Pamplona funcionará con presupuestos prorrogados porque su proyecto sólo recibió el apoyo insuficiente de los dos concejales del PP. ¿Qué va a suponer eso para los pamploneses?

El Ayuntamiento sigue funcionando pero la capacidad inversora queda anulada y tampoco están aprobadas las subvenciones nominativas. Así que las inversiones que había previstas y no figuran en el presupuesto prorrogado habrá que irlas aprobando en pleno. Ahí es donde veremos lo que vota cada uno.
 

Los que sí se van a notar son los recortes. Se ha pasado de un presupuesto de 238 millones en enero de 2011 a otro de 178 para este año.

Recortar no ha sido una tarea agradable, pero había que hacerlo y el trabajo ha sido serio.

Un tema que ha tenido eco entre los ciudadanos y ha sido objeto de críticas durante estos meses son las dietas que perciben los concejales y también las que cobró el alcalde como miembro de la Junta de Fundadores de Caja Navarra. ¿Eran lógicas las críticas ciudadanas?

Yo mismo dije, cuando me enteré en julio de lo que se cobraba en Caja Navarra, que me parecían unas dietas demasiado altas y me contestaron que era un asunto que ya se estaba resolviendo. Es un tema que ha sido bastante duro, no lo niego, y además es imposible dar explicaciones a los ciudadanos y menos en estos tiempos, claro.

Luego también hemos sabido que una concejal de NaBai, Itziar Gómez, estando de baja sólo asistió a las comisiones en las que se cobraba y no al resto.
 

Creo que lo peor fueron ahí las explicaciones que dio, porque además fue contradictoria al decir que eran comisiones en las que no podía delegar el voto, cuando en realidad no era así. Lo que no sé es si se trata de un tema legal.

Y también apareció la declaración de ingresos que la portavoz de NaBai, Uxue Barkos, hizo en el Congreso, donde dijo haber cobrado 1.000 euros en dietas cuando en realidad eran 18.000.

Pues más de lo mismo, porque dijo que se confundió pensando que debía declarar el ingreso mensual, y la explicación tampoco sirvió.

No parece que la clase política atraviese su mejor momento. ¿Qué opina?
 

Que es el momento de mirar adelante porque todo esto no hace sino desacreditar a los políticos. Ha sido todo como una explosión. Se ha juntado la crisis con esta situación y lo que hay que hacer es trabajar con rigor adoptando mecanismos de transparencia.

¿Proponiendo una rebaja de las dietas que luego ningún grupo apoya como pasó en octubre?
 

No se aprobó porque se interpretó como una argucia para ocultar el cobro de la dietas de Caja Navarra.

Pero no se aprobó, ¿no?
 

Es cierto. No se aprobó.

¿Piensa que debe haber un marco que regule los sueldos de los ayuntamientos?
 

Debe haberlo y si la Federación Navarra de Municipios y Concejos es la impulsora, es mejor todavía. Está bien que todos los ayuntamientos tengan regulado el sueldo de sus alcaldes, y que en Pamplona y en otras grandes ciudades se tenga en cuenta, por ejemplo, que hay una organización propia con concejales delegados, liberados, etc.

¿El cargo de alcalde de Pamplona está bien pagado?
 

Depende de lo que se quiera que sea la clase política, de qué político se quiere para una administración. Lo normal es que el alcalde tenga un sueldo, que esa remuneración esté acorde con el trabajo que realiza. Un sueldo sensato y comparable al de otras ciudades similares.

TEST

La corporación, a examen

1 El mejor orador "María Caballero y Ana Elizalde, las dos portavoces del grupo municipal de UPN, cada una en su estilo".

2 El concejal más aburrido "Aritz Romeo (NaBai), se prepara muy bien los temas y resulta extenso y anodino".

3 El concejal más divertido "Jorge Mori el día del pleno en el que se le subió la bola y tuvo que ponerse de pie".

4 El concejal revelación "Juanjo Echeverría porque da en el clavo en sus intervenciones y además lo hace con un solo golpe".

5 A quién jubilaría "No creo que haya nadie para jubilar".

6 ¿A quién invitaría a tirar el chupinazo? "A un buen amigo que subió al escenario a abrazarme el día que dimos el mitin central de las elecciones municipales".

7 Con qué compañero de corporación pasearía por las murallas? "Con Pepe Núñez (PP), porque creo que sería un paseo bastante divertido".

DATOS PERSONALES

Lugar y fecha de nacimiento Montevideo (Uruguay), 7 de abril de 1959.

Estado civil. Casado y con dos hijos de 26 y 21 años.

Estudios. Es doctor arquitecto por la Universidad de Navarra

Trayectoria profesional. Funcionario del Ayuntamiento desde 1989, ha sido director de Urbanismo y de la Gerencia. Trayectoria política. Fue elegido alcalde el pasado mes de junio y se afilió a UPN el mes pasado.

Piso y propiedades. A medias con su mujer tiene la mitad de una bajera en el barrio de Iturrama, una bajera en el barrio de la Rochapea, una plaza de aparcamiento en la Plaza del Castillo y un coche adquirido en 2003. El piso familiar es propiedad de su mujer.

Sueldo. 65.300 euros anuales como alcalde.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE