Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

ESCUELAS INFANTILES DE PAMPLONA

Los tribunales rechazan los cambios de modelo en euskera de dos escuelas infantiles de Pamplona

Se trata de las escuelas de Donibane y Printzearen Harresi (antes Fuerte Príncipe) y el Ayuntamiento tiene 15 días para recurrir la sentencia

Los padres de Donibane deciden quedarse pero exigen castellano
Los padres de Donibane deciden quedarse pero exigen castellano
Publicado el 24/02/2017 a las 14:43
Una sentencia del juzgado de lo Contencioso Administrativo rechaza  los cambios de modelo en euskera introducidos por el Ayuntamiento de Pamplona en dos escuelas infantiles de Pamplona. Se trata de las escuelas de Donibane y Printzearen Harresi (antes Fuerte Príncipe).
La sentencia argumenta que no corresponde al Ayuntamiento hacer este tipo de modificaciones sino que serían competencia del departamento de Educación del Gobierno de Navarra. Además, la disposición del Ayuntamiento incumpliría la normativa sobre el principio de voluntariedad en la aplicación del euskera. El Ayuntamiento de Pamplona tiene 15 días para recurrir la sentencia.
La decisión del Ayuntamiento se produjo hace poco más de un año, en febrero de 2016. Entonces, Bildu comunicó el cambio de modelo lingüístico de las escuelas infantiles Donibane, en el barrio de San Juan, y Printzearen Harresi, en la Milagrosa, que en este curso pasaron a impartir enseñanza exclusivamente en euskera.

La decisión se comunicó a la dirección de ambos centros y personal docente en una reunión con la concejal delegada de Educación y Cultura, Maider Beloki, la de Hacienda, Patricia Perales, y el director de Recursos Humanos del Ayuntamiento, Iñigo Anaut.

Entonces, primero en Donibane y después en Printzearen, las reuniones se prolongaron durante poco más de una hora cada una. Según fuentes consultadas, tanto Beloki como Perales afirmaron que la decisión se había tomado con el objeto de satisfacer la demanda de escuelas infantiles en euskera y dijeron que contaban con estudios que la justificaban. Ahora, los tribunales dejan en entredicho esta decisión
Ya entonces, los cambios provocaron inquietud y malestar entre el personal de las dos escuelas. Docentes que, en su mayoría no tenían el perfil de euskera necesario y tenían que ser reubicados y trasladados a otras escuelas de la red municipal.
volver arriba

Activar Notificaciones