Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

APARCAMIENTO

Descalzos, la calle de las bicis

El aparcamiento de bicis de la calle Descalzos proyectado por el Ayuntamiento recoge las demandas de un sector del Casco Antiguo que reclama nuevas facilidades para moverse sobre dos ruedas

Portal de Descalzos donde se ubicará el parking de bicis.
Portal de Descalzos donde se ubicará el parking de bicis.
  • PABLO AYERRA
Actualizada 07/12/2016 a las 06:00

El Ayuntamiento de Pamplona respondió hace dos semanas a una de las demandas del proceso participativo 'Lo Viejo se Mueve'. Hizo público que está preparando un parking para 124 bicicletas en Descalzos. Un vecino de esa calle ya percibió esta necesidad hace más de un año y montó en los bajos de su casa un parking para las bicicletas de 50 personas. Constituyó una asociación que ahora integran treinta vecinos de Jarauta, Descalzos y Calderería, pero que pretende acoger una veintena más. Por 15 euros mensuales aparcan tranquilos su bicicleta en un recinto de 100m2 videovigilado.

Podría parecer que la apertura del parking municipal junto a su bajera preocupa al impulsor de esta medida, pero lejos de eso, afirma que "no se trata de una cuestión de competencia, sino de resolver la necesidad de resguardar tu bici con tranquilidad", dice el propietario del local, quien ya llevó a cabo iniciativas parecidas en Varsovia (Polonia) y Waterford (Irlanda). Este vecino opina que sólo en lo Viejo no habrá demanda suficiente para el parking proyectado por el Ayuntamiento y que probablemente también se abra a las personas que trabajan allí o se acercan esporádicamente.

Alejandra Buitrago, de origen colombiano pero asentada en Pamplona desde hace 15 años, trabaja en un piso social sobre el futuro parking. "Me va a venir muy bien porque vengo todos los días desde San Juan en bicicleta y la tengo que subir al segundo piso".

El parking se habilitará en dos bajeras, con entradas diferentes, de más de 100 m2 que están siendo reformadas por la empresa Iruña Construye en los bajos del 23, 25 y 27 de la calle Descalzos. Contará con una estructura de acero de doble altura para 108 bicis y otra para 16, además de material para el hinchado y la reparación de las bicis. El presupuesto del parking fue de 39.000 euros, cifra a la que se suma el costo del sistema de acceso y vigilancia 24 horas.

BICIS EN LA ACERA

Santiago González, de 45 años, opina que es una medida "excelente". Este vecino de Paseo del Redín va en bicicleta muchos días a Cordovilla y reclama carriles bici que "conecten el centro con los polígonos donde la gente trabaja". Se muestra favorable a las medidas que incentiven el uso de la bicicleta, incluso a reducir carriles para los coches, "así nos iremos acostumbrando".

Uno de los problemas que más preocupa a los vecinos del Casco Antiguo es el robo de bicicletas. "No puedes aparcarla en la calle por la noche porque no sabes si estará al día siguiente", dice Gorka Gueracena, quien solía cargar su bicicleta tres pisos cuando vivía en la Calle Mayor.

Gorka se mueve en bicicleta todos los días y admite que cuando no hay carril bici, alterna la acera y la calzada, en función del tráfico de coches y peatones. "Cuando voy por la acera miro con 100 ojos porque los peatones no tienen la culpa de que dé miedo ir por la calzada".

Algunas de las personas que más sufren a los ciclistas son los mayores. "Me molesta que no metan ruido y te adelanten rozando a toda velocidad", se quejan Juana Usetxi y Rosa Vizcay, de 74 años, aunque entienden el miedo de los ciclistas a conducir entre los coches, por lo que sólo piden un poco de "prudencia ya que peatones y ciclistas tenemos que compartir el espacio".

A partir del mediodía, lo Viejo es un ir y venir de peatones, bicicletas y algún que otro vehículo, quienes conviven de la mejor forma posible. Santiago Gonzalez opina que hay que tener una cultura como en "otras ciudades europeas", mientras carga a sus dos hijas en su bicicleta al tiempo que una joven que sale del Carrefour cuelga la compra del manillar de su bici. En esas "ciudades europeas", las bicicletas exigen asientos homologados, cestas para la carga o iluminación.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE