Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Arte

Antonio López: "La pintura ahora mismo es una incógnita"

  • El pinto ha abierto este lunes el taller 'Maestros de la Figuración' en el Museo de UN

El pintor español Antonio López ( Tomelloso, Ciudad Real, 1936) ha sido galardonado este miércoles con el Premio Príncipe de Viana de la Cultura 2012.
Antonio López
ARCHIVO
  • Efe. Pamplona
Actualizada 09/03/2015 a las 18:18
El pintor y escultor Antonio López (Ciudad Real, 1936) ha señalado este lunes, al abrir en el Museo Universidad de Navarra el taller 'Maestros de la Figuración', que la pintura "en este momento es una incógnita", una tarea "preciosa" pero "muy dificultosa".

"Todos llevamos muchísimas dudas encima", ha afirmado a los periodistas Antonio López, quien, junto con el artista navarro Juan José Aquerreta, Premio Príncipe de Viana de la Cultura 2003 y Premio Nacional de Artes Plásticas 2011, imparte hasta el 13 de marzo la novena edición de este taller de pintura.

El taller tendrá lugar en el nuevo Museo Universidad de Navarra, un edificio que, ha dicho, ha sido diseñado por Rafael Moneo "con una inteligencia y una sensibilidad enorme" que contiene obras de artistas "magníficas" como Tápies, Palazuelo u Oteiza.

Al respecto ha defendido que las obras de arte "tienen que estar en algún lugar" y aunque "generalmente" han estado en espacios públicos "ahora se han quedado reducidas a los espacios privados" lo que también le parece "fantástico".

Respecto al taller, ha reconocido que no tiene ningún programa que desarrollar con sus cerca de treinta alumnos. "Es una aventura que no tiene una receta, un poco como cuando empiezas un cuadro", ha explicado para abogar por " dejar un espacio a la posibilidad de sorpresas y de cosas que puedan ser positivas y nuevas". "En la vida de ellos y en la mía también", ha apostillado.

También ha comentado que la pintura "en este momento es una incógnita" ya que "las cosas en las que creíamos a pies juntillas se han venido bastante abajo".
No obstante, ha señalado que "eso está muy bien". "Estamos más libres que en otras épocas, más libres que nuestros abuelos, aunque a veces tenemos el tormento de no saber muy bien por donde vamos", ha comentado este pintor, premio Príncipe de Asturias de las Artes (1985), Premio Velázquez de las Artes Plásticas (2006) y Premio Príncipe de Viana de la Cultura (2012).

Junto con el taller, Antonio López tiene previsto participar, el próximo 11 de marzo, en un coloquio titulado 'El cuadro como encargo o trabajo voluntario'.

Al respecto, ha manifestado a los periodistas que el pintor y el escultor contemporáneo "se ha acostumbrado mucho a la libertad de elegir el tema, el tamaño y absolutamente todo". "Ya desde los impresionistas se eligió ese camino, renunciando al encargo", ha agregado para sostener que ese camino "en realidad es muy difícil porque es un camino muy solitario".

No obstante, él ha defendido también el encargo ya que "cuando es el que tú necesitas, es estímulo maravilloso".

"Yo los pocos encargos que he tenido, los he vivido con una enorme ilusión y como algo muy positivo", ha señalado López quien, al ser preguntado en concreto por el retrato de la familia real que acaba de finalizar tras tardar en elaborarlo veinte años, ha afirmado: "yo he estado encantado todo estos tiempos trabajando en este cuadro".

De todas formas, ha señalado que "cuando haces algo que te gusta siempre queda una pequeña pinchazo en algún sitio, algo que piensas que podía haber sido mejor, pero no hay que pedir tanto", ha apuntado.

Respecto a sus actuales proyectos, el artista ha señalado que está trabajando en un encargo de la Alcaldía de Albacete, una escultura sobre "El hombre que camina", y en dos cuadros, uno sobre la salida y la puesta de la luna y otro de su familia.

"Voy pintando un poco el mundo que me rodea", ha concluido el artista, quien, junto con Aquerreta, se ha encargado personalmente de acudir a un mercado de Pamplona para comprar las frutas y verduras para componer el bodegón que servirá a los alumnos del Taller para realizar sus obras.

Calabazas, cardo, coles, brócoli, ajos, rábanos o guisantes han quedado finalmente colocados al gusto del artista. "Es un desorden que tiene encanto", ha comentado.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE