Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

tribunales

​Cuatro condenados por daños en el Burger King del Casco Viejo

Los condenados también amenazaron a los responsables del local, según la sentencia del Juzgado de lo Penal

  • europa press. pamplona
Actualizada 17/11/2014 a las 18:46
La titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Pamplona ha condenado a cuatro personas a diferentes penas de multas y cárcel por delitos de daños, amenazas, coacciones y hurto cometidos en el restaurante Burger King del Casco Viejo de Pamplona. La sentencia, que absuelve a una procesada y condena a los otros cuatro acusados, tres de ellos de conformidad, puede ser recurrida.

La sentencia considera probado que los cuatro condenados, contrarios a la apertura del nuevo local, acudieron al mismo y provocaron daños en el interior del mismo. Asimismo, realizaron amenazas y coacciones contra los responsables del establecimiento.

La juez indica que "desde el mes de mayo de 2013, mes en que iniciaron las obras de reforma del local para su apertura, el establecimiento ha sufrido actos vandálicos de daños, pintadas, amenazas, insultos... por parte del entorno radical izquierda abertzale, ya que han considerado la apertura del local como una intromisión del imperialismo yanqui en el Casco Viejo de Pamplona".

En cuanto a los condenados, la juez afirma que el 31 de agosto de 2013 uno de los acusados entró al local, se sentó en una de las mesas y realizó en ella dibujos con un rotulador. Tras un "muy corto espacio de tiempo", añade, abandonó el lugar y colaboró, junto a otro de los condenados, en el hurto de un expositor tijera de publicidad, valorado en 172,22 euros.

Por ello, la juez le condena como autor de una falta de daños a una multa de 120 euros, a una indemnización al propietario del restaurante de 284,98 euros por los daños ocasionados en una mesa del local, y a una pena de cuatro días de localización permanente el hurto del expositor tijera de publicidad.

Por otro lado, la sentencia señala que el 2 de julio de 2013, día de la inauguración del local, a las 20 horas, un grupo de unas 15 personas, entre las que se encontraba otro de los condenados, "se acercaron a la puerta, arrojaron el contenido de varias bolsas de basura, esparcieron su contenido por el mismo y comenzaron a gritar consignas" contra la apertura del establecimiento.

La juez le condena por una falta de amenazas a 90 euros y por una falta de hurto a la pena de cuatro días de localización permanente. Estos dos condenados deben indemnizar conjunta y solidariamente con 172,22 euros por el expositor tijera de publicidad.

DOS CONDENADOS A PRISIÓN

La sentencia, asimismo, relata que el 13 de julio de 2013, a las 9.30 horas, accedió al local una mujer que, "junto a otras dos personas, arrojaron dentro del local una valla azul de las usadas por la Policía Municipal de Pamplona" y comenzaron a gritar "amenazantes consignas". Según detalla la juez, "amenazaron con quemar el local y volcaron varias mesas y sillas del interior del establecimiento".

Posteriormente, la gerente del establecimiento "reprochó su acción y les manifestó que abandonasen el lugar", tras lo que la condenada "agarró de la camisa y le volvió a amenazar".

La mujer ha sido condenada como autora de un delito de coacciones a la pena de 9 meses de prisión. Igualmente, se le impone la prohibición de acudir al local o de acercarse al mismo a una distancia de 300 metros, durante dos años.

En cuanto al cuarto condenado, la sentencia considera probado que ese mismo 13 de julio acudió al establecimiento acompañado de un numeroso grupo de personas. Según la sentencia, "intentaron acceder a su interior, pero los empleados del local se lo impidieron, tras lo que tiraron mesas y sillas y golpearon a la gerente, una agresión en la que el acusado tuvo una participación activa".

Además, se destaca que "durante todo el tiempo en que duró este episodio, el acusado y sus acompañantes no identificados, realizaron gritos intimidatorios y amenazantes constantes". Como consecuencia de estos hechos, el establecimiento sufrió daños en un taburete y en dos encimeras, que se encuentran tasados en 73,90 euros y 569,96 euros, respectivamente.

El acusado ha sido condenado por un delito de coacciones a 15 meses de prisión, por un delito de daños a 1.440 euros, y por una falta de lesiones a seis días de localización permanente. Además, se le prohíbe acudir al local o acercarse al mismo a una distancia de 300 metros durante 2 años; y aproximarse a la gerente, su domicilio, lugar de trabajo o lugar donde se encuentre, a una distancia de 300 metros durante seis meses.

En concepto de responsabilidad civil, deberá indemnizar al propietario en 73,90 euros y 569,96 euros por los daños causados, y a la gerente con 600 euros por días impeditivos y 300 euros por días no impeditivos.
 


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE