Ayuntamiento de Pamplona

Convenio para inhumar restos no reclamados de víctimas de la guerra civil y del franquismo

  • Se depositarán en un panteón específico en el cementerio de San José de Pamplona

0
Actualizada 28/10/2014 a las 12:30
  • dn.es. pamplona
El Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra van a firmar un convenio de colaboración para la inhumación de restos humanos no reclamados de víctimas de la guerra civil de 1936 y del franquismo en Navarra en el cementerio de San José de Pamplona. La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento ha aprobado el texto del convenio en su sesión de este lunes y el miércoles lo hará el Gobierno de Navarra.

Los restos objeto del convenio, que firmarán el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Javier Morrás, deberán tratarse de restos humanos de víctimas de la guerra civil de 1936 o del franquismo desaparecidas y exhumadas conforme al Protocolo de Exhumaciones de la Comunidad Foral de Navarra aprobado por la Orden Foral 77/2011, no haber sido posible su identificación tras los estudios realizados y tratarse de víctimas cuyos restos se hayan encontrado en una fosa de Navarra.

Este convenio se deriva de la Ley Foral 33/2013, de 26 de noviembre, de reconocimiento y reparación moral de las ciudadanas y ciudadanos asesinados y víctimas de la represión a raíz del golpe militar de 1936. En su artículo 7 apartado 3, esa ley establece que “se firmará un acuerdo de colaboración con el Ayuntamiento de Pamplona para la inhumación, en un lugar diseñado para este fin, de las personas desaparecidas y exhumadas pero no reclamadas por sus familiares. Este lugar deberá estar específicamente señalizado, con una mención que explique los hechos acaecidos en Navarra durante la guerra civil y el franquismo”.

INFORMACIÓN DE LOS RESTOS

La Administración de la Comunidad Foral de Navarra facilitará al Ayuntamiento de Pamplona toda la información relevante de los restos humanos procedentes de las exhumaciones que se hayan practicado, o se practiquen en el futuro, y de las que se extraigan restos a los que resulte aplicable este convenio. Esa información contendrá la identificación de los restos mediante las características del lugar de procedencia de los restos, los datos científicos y las circunstancias conocidas de su muerte. Asimismo, la Administración de la Comunidad Foral se ocupará del traslado al cementerio de esos restos.

Por su parte, el Ayuntamiento recibirá los restos y adoptará las actuaciones oportunas para darles sepultura en el panteón construido a tal efecto. Cada individuo será inhumado de manera individualizada y garantizando la identificación de los restos que permita su localización. Los gastos vinculados con el enterramiento y su conservación y mantenimiento correrán a cargo del Consistorio y los originados por el traslado de los restos los pagará el Gobierno de Navarra.

CARACTERÍSTICAS DEL PANTEÓN

El panteón está ubicado en el camposanto de San José, en la calle Santa Felicia, en la esquina del grupo de nichos 27 bis, en una zona cercana a las oficinas municipales del cementerio. Es un panteón de 3 x 3 metros en sus dimensiones exteriores, realizado en hormigón armado y revestido a base de piedra maciza de granito negro intenso. A su derecha se consolida un espacio diáfano de dimensiones 2,60 x 3 metros, que cuenta con un banco continuo de 45 centímetros de anchura realizado in situ en hormigón armado revestido en piedra maciza de granito negro. Enfrentado a ese espacio se encuentro un monolito de piedra procedente directamente de cantera en color gris, con unas dimensiones aproximadas de 2,60 metros de longitud, 0,50 metros de anchura y 2,80 metros de altura. El panteón está rodeado de una zona ajardinada.

En su interior, cuenta con 4 baldas de hormigón, que generan 6 espacios laterales de 0,80 x 0,70 metros cada uno y un paso central de 0,80 metros de anchura. La capacidad es de 10 cajas por balda, es decir, 60 restos. El panteón es propiedad del Ayuntamiento de Pamplona y recoge una mención a las personas asesinadas en Navarra durante la Guerra Civil y el franquismo, y recuperadas de fosas comunes. Se construyó en 2013, tras decidirlo en Pleno en febrero de ese año, con un coste de 35.000 euros
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE