ayuntamiento de pamplona

​Este jueves tendrá lugar el primer 'Pleno electrónico'

0
Actualizada 01/10/2014 a las 12:47
  • dn.es. pamplona
El Pleno del 2 de octubre de 2014 pasará a la historia de la ciudad, con independencia de su orden del día, y lo hará porque será el primer Pleno electrónico de Pamplona. Con un orden del día y unos expedientes totalmente digitalizados, accesibles para los 27 concejales y al Secretario de la Corporación por medio de dispositivos digitales, e incluso desde puestos remotos, el pleno de mañana se convierte en el culmen del proceso que permite que sean electrónicas todas las decisiones definitivas del procedimiento administrativo local (acuerdos de órganos colegiados y resoluciones de órganos unipersonales).

Pero también es el paso electrónico final para el Pleno, cuyas sesiones se digitalizaban a posteriori desde enero de 1994 para recogerse en actas electrónicas, abiertas a la consulta ciudadana. Las actas del Pleno cuelgan a disposición del ciudadano en www.pamplona.es y han pasado por sucesivos formatos y alojamientos/hostings en estas dos décadas. Desde el 10 de enero de 2012 también se pueden consultar en la web las actas de la Junta de Gobierno Local.

Además de consultar las actas del Pleno, dentro de este criterio de incrementar la transparencia, desde 19 de enero de 2006 los ciudadanos de Pamplona podían también acceder a la retransmisión por Internet de sus sesiones en streaming, algo que sigue haciendo puntualmente, con nueve cámaras automatizadas asociadas al sistema de microfonía del salón. Es el Departamento de Actas del Consistorio el que introduce la rotulación durante las sesiones (interviniente y punto del orden del día en discusión), precisamente porque las retrasmisiones nacieron asociadas al registro de lo sucedido durante la sesión. Pamplona fue la primera ciudad que usaba este proceso de retransmisión con una doble finalidad: permitir el acceso ciudadano a la sesión vía web, en directo y en diferido, y conseguir el vaciado de la grabación a las actas oficiales.

Transparencia y ciudades inteligentes

El paso que se dará mañana cierra en 2014 el proceso de convertir en electrónicos los procesos de todos los órganos decisorios del Ayuntamiento, una vez que este año se han incorporado los mecanismos para que se puedan realizar sesiones electrónicas de órganos colegiados decisorios: el Pleno, las seis comisiones municipales y la Junta de Gobierno Local (JOB). Con anterioridad, desde mediados de 2010, se ido poniendo en marcha la tecnología para hacerlo posible entre los órganos unipersonales del Ayuntamiento (Alcaldía, Gerencia, concejales delegados y directores de área). En este tiempo se han realizado 201.992 firmas electrónicas, por 226 firmantes distintos.

El nuevo sistema de gestión, al igual que sucedió con las Comisiones, se basa en el aplicativo diseñado anteriormente por la Asociación Navarra de Informática Municipal (ANIMSA) para la JOB. Este esfuerzo municipal se enmarca en las medidas de ahorro y eficacia en la gestión vinculadas al desarrollo de Pamplona como “ciudad inteligente”. El marco final de la digitalización administrativa, en el que se incardina la Estrategia Smart City Pamplona, esta impulsado por la Unión Europea a través de la Agenda Digital para Europa (Europa 2020). Por otra parte las instituciones internacionales que trabajan en el ámbito de la transparencia también miden estos procesos y sus indicadores a la hora de valorar cuánta información le llega al ciudadano sobre normas e instituciones.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE