Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

PERSONAJES

El afilador llama a la puerta en Pamplona

  • Eloy no toca la flauta para avisar a los vecinos de su presencia
  • Desde hace año y medio afila "a domicilio"
  • Esta semana estaba en Iturrama

Eloy, afilando en Iturrama esta semana
Eloy, afilando en Iturrama esta semana
DN.ES
  • J.P.E. PAMPLONA
Actualizada 12/12/2013 a las 06:01
Él no toca la flauta para avisar a los vecinos de su presencia, como marca la tradición de este oficio que esquiva al tiempo. Eloy va puerta a puerta ofreciendo sus servicios, ya sea en viviendas o en establecimientos como carnicerías. Esta semana lo hacía en el barrio pamplonés de Iturrama. Caía la noche y él pedaleaba para afilar un cuchillo en una de las aceras de la calle Serafín Olave, mientras despertaba la curiosidad en niños y no tan niños.

Se presenta como Eloy, "a secas", sin edad, ni apellidos, "mejor pasar desapercibido". Pero sí resalta sus raíces en este trabajo. "Vengo de una familia de afiladores. Mi padre, en la década de los 50, lo ejerció en Brasil y yo siempre he trabajado en un taller como afilador", narra. Su vida laboral cambió hace un año y medio. No cita la crisis, ni el paro. Sólo agrega que entonces sacó la bicicleta y comenzó a rodar "aquí y allá" con sus tarifas: afila un cuchillo a 3 euros y dos, a 5. "No me da para irme a Suiza, pero sí vivo. Unos días gano más y otros menos", detalla.

Y reivindica el presente y el futuro de este oficio. "Claro que sigue habiendo afiladores, aunque la manera de trabajar ha cambiado. En estos tiempos ya no reutilizamos las cosas, son más de usar y tirar, y eso se nota", concluye.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE