Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
San Fermín 2013

Ultimados los trajes protocolarios del Ayuntamiento

Sombrereras nuevas para San Fermín 2013

Sombrereras nuevas para San Fermín 2013

CEDIDA
0
Actualizada 03/07/2013 a las 12:29
Etiquetas
  • DN.ES. PAMPLONA
El tajo de Encuadernación y Serigrafía del Programa de Empleo Social del Ayuntamiento de Pamplona ha fabricado durante el último mes doce cajas para otros tantos sombreros. Su destino son unos tocados muy especiales: los gorros de txistularis, clarineros, timbaleros, maceros y libreas del Cortejo que acompaña a la Corporación Municipal en los actos solemnes, identificados como tales aquellos acontecimientos en los que la Corporación sale en Cuerpo de Ciudad.

De fabricación completamente artesanal, hay tres tipos de recipientes. Los redondos más grandes, de color marrón oscuro, albergan los dos gorros de los libreas; los redondos de color verde, acogen los tres gorros de terciopelo rojo plisado de inspiración inglesa de los portadores de las mazas, símbolo del poder de la ciudad, y los marrones ovalados guardan los sombreros afrancesados del timbalero, los dos clarineros y los cinco txistularis.

Las cajas, diseñadas específicamente para cada gorro, están fabricadas en doble capa de cartón encolado, forradas con un material de celulosa similar a la tela y grabadas en dorado (nombre del personaje que porta el sombrero y un número para asociar cada caja con cada tapa). Para la impresión de las cajas se han usado tipos móviles de plomo y de bronce montados sobre cajetines o componedores, al modo de las imprentas antiguas. Para que la película dorada quede bien adherida, debe impresionarse a una temperatura superior a los 100 grados centígrados.

UNO DE LOS 9 TAJOS DEL EMPLEO SOCIAL MUNICIPAL

El tajo de Encuadernación y Serigrafía del Programa de Empleo Social del Ayuntamiento de Pamplona, está formado por 13 personas (3 hombres y 10 mujeres) que trabajan al cargo de dos responsables. Entre las actividades que realizan de forma estable están la reparación de libros y realización de teatrillos de kamishibai para las bibliotecas, el serigrafiado de prendas para personal de apoyo (peones, etc.); la impresión corte y plegado de folletos o carteles; la encuadernación de documentos o la impresión de escudos en banderas.

El conjunto del programa de Empleo Social Protegido (ESP) combina elementos laborales y formativos con estrategias de mejora de la vida cotidiana y tiene un recorrido de casi treinta años. Cada año se benefician de este tipo de empleo entre 180 y 200 personas, con distintas carencias y limitaciones. Por su parte el trabajo de estas personas redunda en beneficio de todas las áreas municipales, los colectivos sin ánimo de lucro con los que colabora el Consistorio y, en último término, toda la sociedad. Hay nueve tajos con diferentes cometidos desde los que se realizan tareas como reformas de centros, pintado de locales, elaboración de ropa de trabajo, confección de cortinas y tapizado de muebles para asociaciones y centros, limpieza de ríos, etc.

UN VESTIDO Y UN TOCADO PARA CADA FUNCIÓN

Las nuevas cajas ayudarán a conservar en buen estado durante el año una parte de los tocados del Cortejo (ya que además de los que reciben nuevos recipientes, hay que contar otros como las chisteras de los concejales y los cascos de gala de Policía Municipal). Cada personaje del Cortejo tiene su función.

En la parte representativa de la comitiva están el timbalero y los dos clarineros, que son los encargados de dar los toques de ordenanza cada vez que la Corporación entra o sale de un lugar, lo que tiene un fuerte componente ritual. También son representativos los tres maceros que portan las mazas -en representación del cetro del poder- que en origen llevaban los dirigentes de la Corporación, trabajo que ahora han delegado en tres funcionarios. Los maceros desde 1949 tienen una imagen cortesana de prestancia con sedas y terciopelos, casaca oscura y amplia, gola y un sombrero con plisados rojos e reminiscencias inglesas. Los dos libreas, con sombreros negros de tipo cordobés, van tras maceros y su función es asistir a la Corporación.

Entre los elementos lúdicos del Cortejo están los txistularis que acompañan a los dantzaris en la cabecera del desfile. Son una banda de cinco y visten con casaca negra con galones de plata, calzón corto rojo y medias del mismo color. Están tocados con un sombrero ovalado, blanco y negro y de inspiración afrancesada, replica de los del timbalero y los clarineros.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra