Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

sucesos

Dos detenidos por delitos contra el honor y revelación de secretos

  • efe. pamplona
Actualizado el 08/02/2013 a las 14:16
La Policía Foral ha detenido a dos hombres como presuntos autores de sendos delitos cometidos a través de Internet, uno de ellos contra el honor y el otro por revelación de secretos. 

Según ha informado este viernes el Gobierno de Navarra, el primer arrestó se practicó el día 2 por un delito contra el honor, amenazas e injurias.

Se trata de M.E.V., de 32 años y vecino de Pamplona, del entorno personal de un vecino de la localidad de Iza que en mayo del año pasado denunció que había recibido varios correos electrónicos con amenazas e injurias y en los que el remitente reflejaba conocer distintas circunstancias laborales y sentimentales del destinatario.

Durante la investigación, la Policía Foral descubrió que uno de los mensajes había sido enviado a través de la red wifi de un particular sin protección, aunque esta persona no tenía ningún tipo de relación con el denunciante.

A partir de ahí los agentes centraron su investigación en el vecindario y el entorno de este particular hasta que localizaron al presunto autor de los correos electrónicos, quien anteriormente había tenido una relación laboral con el denunciante como subordinado de éste.

El segundo detenido es J.A.V.C., de 42 años y vecino también de Pamplona, acusado de robo con fuerza, descubrimiento y revelación de secretos.

En este caso le denuncia se remonta al mes de octubre, cuando un vecino de Burlada explicó que le habían robado dos ordenadores portátiles y un reproductor de música de su domicilio, que encontró con la puerta cerrada con llave y ello le hizo concluir que el autor contaba con una copia de la misma.

Además, después del robo ya no pudo hacer uso de sus redes sociales porque habían sido modificadas sus contraseñas, y en sus perfiles alguien comenzó a publicar comentarios de mal gusto y fotos inapropiadas.

También en este caso la Policía Foral centró su investigación en el entorno más cercano hasta que finalmente ha sido detenido el hijo de una persona que había alquilado hacía tiempo una habitación al denunciante y con el que mantenía cierta amistad, lo que hizo que en un momento dado la víctima le hubiera prestado las llaves de su casa y que el detenido copió.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones