Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
ciclo sobre las MURALLAS de Pamplona

Las actividades de FORTIUS tocan a su fin

Fortificaciones Ciudadela

Fortificaciones Ciudadela

DN
1
Actualizada 06/11/2012 a las 13:36
  • DN.ES. PAMPLONA
La experiencia en restauración de patrimonio fortificado en Bayona, tanto la histórica como la actual, será el centro de la última conferencia del tercer ciclo de actividades sobre las Fortificaciones de Pamplona que tiene por título “Ciudades amuralladas: lugares para vivir, visitar e innovar”. Este ciclo de sesiones esta teniendo lugar desde principios de octubre en el Palacio del Condestable y ha ido acompañado de la oferta de 200 plazas para una serie de visitas guiadas englobadas en el título ‘Los secretos de las murallas’, ya completas. Están teniendo lugar desde el 20 de octubre y acaban este sábado 10 de noviembre.

Martine de Parscau, jefa del Servicio de Arquitectura en la Dirección de Patrimonio del Ayuntamiento de Bayona acompañará en la mesa a Olivier Ribeton, conservador del Museo Vasco y de la Historia de Bayona, en una sesión bifaz. Por un lado se encargarán de dar un repaso histórico a la evolución de las murallas de Bayona desde sus orígenes romanos, y por otro, pondrán en conocimiento de los asistentes a la conferencia las actuaciones más recientes emprendidas por el Consistorio galo para su conservación y puesta en valor.

Esta charla pone fin a un ciclo de actividades, conferencias y visitas que precisamente comenzó el 8 de octubre con la presentación oficial en Pamplona del proyecto FORTIUS, en el que colaboran las dos ciudades hermanas. FORTIUS supone un esfuerzo transfronterizo de valorización de los conjuntos amurallados de Pamplona-Bayona, sometidos a una evolución parecida, y está subvencionado por la Unión Europea a través de Programa Operativo Territorial España-Francia-Andorra (POCTEFA), que se gestiona en la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP).

UNA RÁIDA PERSPECTIVA HISTÓRICA

Las construcciones defensivas de Bayona, en el sur de Francia, se caracterizan por su gran diversidad ya que se conservas muestras de arquitectura militar de entre el siglo IV y el XIX. Bayona, desde siempre ciudad militar, fue castrum romanorum. Gracias a la integración de la fortificación romana en las murallas posteriores, hoy se conservan de esa época 1.120 metros de muralla con 3 puertas y torres semicirculares.

La villa actual ve surgir la muralla medieval y el correspondiente castillo, con torre del homenaje, en torno a los siglos XI y XII. Ocupada por los reyes ingleses durante tres siglos, la fortificación se sigue expandiendo hasta el río, y en esa época, de las marismas desecadas surge un ‘Burgo Nuevo’, el llamado Petit Bayonne. En el siglo XV, ya bajo égida francesa, se adosará un nuevo castillo a la plaza que domina el nuevo burgo.

DE MODERNIDAD HASTA HOY

La llegada de la Edad Moderna y la nueva artillería supone en Bayona, como en Pamplona, una constante modificación de las murallas (en este caso con el soterramiento de defensas y la construcción de edificaciones) para adaptarse a los tiempos. Las defensas esta vez saldrán victoriosas de su enfrentamiento con las tropas de Carlos I de España, en 1523.
Enviado por el reino, en 1680 desembarca en Bayona Sébastien Le Prestre de Vauban (1633-1707), uno de los más importantes ingenieros de la historia de las fortificaciones. Su tarea: reforzar esa zona del acuartelamiento occidental; las modificaciones por él previstas se extenderán hasta 150 años en 1813-1814, cuando las murallas consiguen alejar la defensa de la ciudad, frente las tropas angloportuguesas.

En el siglo XX España deja de ser una amenaza y las fortificaciones constriñen una ciudad cada vez más populosa. Como Pamplona, Bayona ha vivido un proceso de ida y vuelta que en las últimas décadas ha tratado de recuperar el patrimonio fortificado, restaurando murallas y aprovechando la presencia de las defensas en la ciudad para crear dotaciones complementarias, como la Biblioteca de la Universidad de la Nive (Bayona). Además, se apostaba por incrementar la accesibilidad para hacer de las piedras espacio de continuidad en vez de línea divisoria. 
Selección DN+


  • pregunta
    (06/11/12 14:16)
    #1

    ¿Quñe gana Pamplona con esto?

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra