Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
EVENTO

Noche veraniega en una La Nuit Ensanche 'a reventar'

3
Actualizada 06/10/2012 a las 22:19
  • CLARA SANZ. PAMPLONA
"Ha habido un ambientazo en las calles. La gente ha respondido genial a la iniciativa". Así calificó Amaya Villanueva, gerente de Ensanche Área Comercial, a Ensanche La Nuit, un evento en el que los comercios de esta zona de la ciudad sacaron toda la originalidad posible, acompañada de la alfombra roja y sus mejores galas para promover el consumo y favorecer que los pamploneses salieran a la calle.

Aunque la cita comenzó de forma caótica con el robo de uno de los zapatos gigantes dispuestos para la ocasión, Carlos III se trasladaba en el tiempo a cualquier día de las fiestas de San Fermín al contar con la presencia de decenas de ciudadanos que, aprovechando la temperatura estival que también quiso acompañar a la cita, se pasearon por las diferentes actividades dispuestas para esta noche.

Establecimientos como Medical Óptica, situado en la Plaza del Vínculo, se transformaban en una fiesta improvisada y cambiaban el habitual mostrador por una mesa de Dj y una bandeja de mojitos. Los más pequeños tenían su espacio en el exterior de la tienda con mesas donde poder dibujar y participar después en un concurso mientras varias encargadas les pintaban la cara. "Se trata de una fiesta atípica en la que los padres disfrutan a la vez que los niños y no tienen que estar todo el rato pendientes de ellos. Además, nosotros aprovechamos para ofrecerles productos que quedan de verano, sobre todo gafas de sol, y a la vez hacemos un estudio de la población sobre el uso de las gafas en Pamplona", explicó Arantxa Concepción, dependienta del establecimiento.

UNA BUENA INICIATIVA EN UNA CIUDAD DONDE "NO HAY NADA"

Otro de los reclamos que más gente ha atraído fue la pista de baile instalada en la avenida de Carlos III y en la que empleadas de Hydra enseñaron algunos pasos a todas las personas que se atrevieron a saltar al cuadrilátero. Decenas de ciudadanos quisieron disfrutar de la música y contemplar los intentos de los 'valientes' que sí que salieron a mostrar sus dotes. Nuria Calles y Paula García también tampoco se animaron a salir a la pista aunque se mostraron muy de acuerdo con este tipo de iniciativas: "En Pamplona no suele haber nada que hacer y estas ideas hacen que la genten salga a la calle y no se vaya tanto a los centros comerciales de las afueras. Así se da vida al centro", explicaron.

Sonia Fernández y Sara Aznárez también tenían la misma opinión: "Pocas veces se dan este tipo de acontecimientos y hay que aprovecharlos. Está claro que atraen a mucha gente porque gustan". 

UNA OPORTUNIDAD PARA EL COMERCIO

Varios comercios aprovecharon este evento para realizar ofertas y descuentos para los clientes así como para darse a conocer. Era el caso de Lucía Pérez de Zabalza que utilizó Ensanche la Nuit para promocionar sus broches que, hasta el momento sólo promocionaba por Internet: "No pensaba que fuera a haber tanta gente. Es una iniciativa realmente buena para darse a conocer y los ciudadanos se acercan mucho a preguntar", afirmó.

La perfumería Galle, situada en la avenida de Carlos III, era un hervidero de personas que entraban a informarse sobre los descuentos. Yolanda Fernández, encargada del establecimiento, opinó que la iniciativa lo que buscaba principalmente era "dar alegría a la gente en un momento malo para todos". Para Fernández, también se trataba de un modo de que "la gente nos conozca. Muchas de estas personas sólo se mueven por sus barrios y es un motivo para suban al centro". 

UN HUECO PARA EL ARTE

A pesar de que el objetivo principal era fomentar el consumo, Ensanche La Nuit también tuvo espacio para el arte.
En la confluencia de la calle Cortes con la avenida de Carlos III, un grafitero se encargó de decorar uno de los populares zapatos gigantes que se han dejado ver estos días por la ciudad. Durante la confección de la obra, muchos curiosos se acercaron para presenciar la transformación. Noelia Pico se encontraba junto a su marido y a su hija, Daniela Zugasti, que les había convencido para ir porque "en el colegio le han hablado mucho de los zapatos y quería verlo". 
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra