Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

La sede de la cementera sobre la fábrica de pan

La mitad del Vínculo se derribó en 1918 para construir el edificio de Correos y Telégrafos

  • A.O. . PAMPLONA
Publicado el 15/05/2011 a las 01:05
Situado en la confluencia de la calle Estella y la actual plaza del Vínculo, este edificio se levantó entre los años 1943 y 1945 sobre el solar que había ocupado hasta tres años antes otro gran edificio, el que albergó la institución del Vínculo, creada en el siglo XVI para "suplir la carestía de harina y combatir la especulación", según el historiador pamplonés José Joaquín Arazuri.
El gran edificio del Vínculo, donde se elaboraba pan subvencionado por el Ayuntamiento, ocupaba toda la parcela, desde el actual Paseo de Sarasate hasta la calle Estella. Se había construido en 1862, pero en 1918 el Ayuntamiento vendió al Estado la mitad del solar (850 metros cuadrados, los más próximos a Sarasate) por 68.000 pesetas para que se construyera allí el edificio de Correos y Telégrafos que hoy conocemos. La otra mitad del inmueble se mantuvo en pie hasta comienzos de 1940, cuando el Ayuntamiento decidió su derribo. La firma de Cementos Portland se hizo con el solar de la esquina para construir allí un edificio de viviendas y su propia sede, ubicada en la planta primera. El solar contiguo a Correos, en el número 3 de la plaza del Vínculo, se edificó por esas mismas fechas.
Los autores del proyecto del edificio de Portland fueron los arquitectos José Alzugaray y Eugenio Arraiza. El catálogo del Plan Municipal de Pamplona lo protege con un grado 3 y dice de él que tiene un "gran empaque que domina el costado oriental de la plaza del Vínculo (...) y ocupa el chaflán de la plaza con la calle Estella. Las fachadas se componen de un basamento de doble altura con los bajos comerciales y las oficinas y un volumen de cinco plantas de vivienda que se remataba en esquina y laterales con volúmenes en el ático coronados de pináculos. En el año 1945 Eugenio Arraiza reformó la fachada para adecuarla al diseño de la proyectada en el nº 3 de la plaza".
Este segundo edificio, proyectado por Arraiza, está también catalogado y tiene el mismo grado de protección que el anterior. "La composición vertical se enfatiza con el uso de apilastrados de orden gigante rematados a nivel del ático con pináculos en los cuerpos volados laterales y columnas en el cuerpo central enrasado", dice de él el catálogo municipal.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora