Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

ANA SAROBE ZUBIETA E ITZIAR ZIGANDA SAN MARTÍN DIRECTIVAS DE LA ESCUELA DE MÚSICA DE LA CENDEA DE OLZA Y ORKOIEN

Al frente de una escuela de música compartida

  • Ana Sarobe Zubieta e Itziar Ziganda San Martín están al frente, desde hace dos años, de la escuela de música que comparten la cendea de Olza y Orkoien y que fue creada en 2000. Hoy cuenta con 180 alumnos.

Imagen de la noticia
Itziar Ziganda San Martín y Ana Sarobe Zubieta a las puertas de la sede de la escuela de música en Ororbia. JORGE NAGORE
  • C.A.M. . ORORBIA
Actualizada 12/01/2012 a las 02:00

Ana Sarobe, natural de Lesaka y profesora de flauta travesera, e Itziar Ziganda San Martín, de Astráin y profesora de txistu, están al frente de la escuela de música de la cendea de Olza y Orkoien desde hace dos cursos. Sus cargos de directora y jefa de estudios de este centro gestionado por un patronato formado por los dos ayuntamientos y los padres y alumnos les llevan a ser la cara visible de una escuela que, por otro lado, cuenta con 180 alumnos y 11 profesores, tantos como especialidades instrumentales, más el lenguaje musical. Aunque el número de alumnos se ha mantenido estable, esta escuela tiene que hacer frente a la "crisis" como otros centros. Sarobe, formada en Navarra, Guipúzcoa y en las Landas francesas, ha estado en varios conjuntos y obtuvo la plaza en el curso 2009-2010, el mismo en el que fue designada directora. Itziar Ziganda, que ha pasado por la escuela de Zizur y por el conservatorio Pablo Sarasate, también colabora en varios grupos, incluida la asociación de txistularis de Orkoien recién constituida.

¿Cómo es esta escuela repartida en dos municipios?

Abarca Orkoien y toda la cendea de Olza y la sede está en Ororbia, aunque el año pasado también se inauguraron las instalaciones en el centro cívico de Orkoien. Antes dábamos las clases en el colegio público. Tenemos 180 alumnos y 11 profesores de las especialidades de txistu, saxofón, batería, guitarra, flauta travesera, trompeta, canto, piano, trikitixa-acordeón y violín. También se imparte lenguaje musical y taller musical para los pequeños que se inician y, desde este año, para los adultos. Además, hay conjuntos instrumentales y combos, como la fanfarre, grupos de rock, de jazz y estamos dentro de la asociación de escuelas de música.

Su sede principal, las oficinas, está en Ororbia, pese a que es el municipio pequeño.

Así se decidió cuando se creó el patronato porque en Ororbia ya se daban clases de música y se ofrecían a los vecinos de Orkoien. De todas formas, los de Orkoien acuden al centro cívico y los de los pueblos de Olza a Ororbia y a los de Arazuri, que están a medio camino, pueden elegir. Cuando se abrió se ofreció también a Etxauri y ahora se ha dado la posibilidad a Ollo de unirse.

El décimo aniversario les trajo la nueva sede de Orkoien.

Era muy necesaria y hemos ganado mucho en comodidad y organización.

¿Cómo se organizan, influye la división?

Dependemos de los dos ayuntamientos y las decisiones deben de ser de los dos y eso alarga más los temas y es algo más difícil.

¿Qué tipo de alumnos tienen?

En su mayoría son niños en edad escolar, pero también en guitarra, txistu, saxofón y piano hay adultos.

Teniendo en cuenta que no son grandes poblaciones (3.500 en Orkoien y 1.600 en Olza), el número de alumnos es considerable.

Lo es. Es un número importante y, al menos de momento, se mantiene a pesar de la crisis.

Sin embargo, seguro que notarán los problemas como en tantos sectores.

La crisis afecta a todos y en nuestro caso lo notamos a la hora de aprobarse una inversión, que con los problemas de financiación de los ayuntamientos cuesta más que lleguen. Tampoco se cumple ese porcentaje de reparto entre Gobierno, ayuntamientos y familias y para no cargar en las matrículas la diferencia la aportan los ayuntamientos. Respecto a los alumnos, al no ser una enseñanza reglada sino una extra escolar es fácil que la familia que tiene problemas deje de matricular a los hijos en la escuela, aunque por ahora no lo hemos notado.

El abanico de instrumentos que enseñan es variado. ¿Notan que hay modas al elegirlos?

Sí que suele haberlas, aunque el piano siempre es el rey y la guitarra también tiene bastante éxito. Muchas veces son los padres los que encaminan a los niños, que con siete años poco pueden decir.

Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE