Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

pamplona

Reencuentro en Ruiz de Alda

  • Setenta y cinco antiguos vecinos de esta agrupación de viviendas del Ensanche se reunieron en una cena para celebrar el 65 aniversario del barrio

Parte de los antiguos vecinos de la agrupación Ruiz de Alda que se reunieron para celebrar el 65 aniversario de los pisos.
Parte de los antiguos vecinos de la agrupación Ruiz de Alda que se reunieron para celebrar el 65 aniversario de los pisos.
DN
  • DN. PAMPLONA
Actualizada 27/11/2015 a las 06:00
Aquellos niños y niñas que correteaban por la calle Ruiz de Alda en los años 60 volvieron a reunirse hace unas semanas en una cena ‘de reencuentro’ para celebrar el 65 aniversario de la construcción de las viviendas. Setenta y cinco personas, todas ellas antiguos vecinos de la agrupación, que hicieron memoria, intercambiaron anécdotas..., etc, en una reunión que se prolongó hasta la madrugada, con muchas fotos y sesión de baile incluida.

La reunión de antiguos vecinos sirvió también para rendir un pequeño homenaje a María Azpilicueta García, que a sus 102 años es la vecina más longeva que continúa viviendo en las casas de Ruiz de Alda.

DESDE 1948

El barrio de Agrupación de Viviendas Ruiz de Alda, es conocido popularmente por sus vecinos como las “protes”, al tratarse de viviendas protegidas.

La totalidad de los pisos se construyó construyeron entre los años 1948 y 1951 y se entregaron en esos mismos años. Cada vivienda costó alrededor 50.000 pesetas. La Agrupación, una de las más características del Ensanche, está formada por 10 portales con un total de 176 viviendas, de cuatro alturas, entre las calles, Media Luna, Iturralde y Suit, Pascual Madoz y Aralar.

Jesús Azcárate Luquín era uno de los muchachos que vivió en la agrupación y el promotor de la cena de antiguos vecinos. “Eramos familias la mayoría numerosas y alguna hasta con diez miembros”, recuerda. “Como era un barrio que prácticamente se encontraba fortificado y no podía acceder ningún tipo de vehículo de cuatro ruedas, aunque escaseaban en dicha época, en cuanto teníamos un poco de tiempo salíamos a jugar a la calle. Así crecimos aproximadamente mil niños, entre los que vivíamos y los que se acercaban de las calles cercanas”, apunta Azcárate.

La fiesta del reencuentro tuvo lugar en el restaurante Argileku, de la calle Olite. Entre los actos organizados se brindó un homenaje a la vecina mas longeva, que sigue viviendo en el barrio, María Azpilicueta García, nacida en Betelu, el 22 de Abril de 1913.

La homenajeada quiso tomar la palabra y cogió el micrófono para dirigirse a los 75 comensales, a sus antiguos vecinos. “Empezó a contar anécdotas y recuerdos de sus 67 años viviendo en estas casas. “Hubo aplausos y muchas lágrimas por parte de algunos”, dijo Azcarate.

El reencuentro que vivieron los antiguos vecinos de Ruiz de Alda no fue el primero. En 1998, con motivo del 50 aniversario de las viviendas, se realizó otra fiesta en el propia calle de Ruiz de Alda “que fue un autentico éxito, con celebración de una misa y comida”, recuerda Azcárate.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE