Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

URBANISMO

Nueva pasarela peatonal de Aranzadi, un atajo para ahorrar 1,5 km

  • Conecta la calle Errotazar de Pamplona con el interior del parque de Aranzadi, en la zona de las huertas sociales

Todos los vecinos que pasaron por la nueva pasarela peatonal quisieron inaugurarla.
Todos los vecinos que pasaron por la nueva pasarela peatonal quisieron inaugurarla.
Calleja
  • NACHO DUSMET. PAMPLONA
Actualizada 30/06/2015 a las 09:22
Un ford focus gris recorrió el pasado sábado la calle de Errotazar de Pamplona. En su interior iban dos personas que, a la altura de la Biblioteca Pública de San Pedro, giraron la cabeza hacia el Arga. Había algo distinto, algo nuevo que unía esta calle con el parque Aranzadi, que hasta ahora estaban separados por el río Arga. Era una pasarela peatonal construida con acero corten granallado, de 60 toneladas y con un presupuesto de 854.726 euros, que se abrió al público ese mismo día después de probar las luces y poner la barandilla de 36,5 metros de largo. En la otra margen del río, en la zona inundable del parque, un brazo de hormigón en rampa y paralelo al curso del río constituía el final de la estructura.

Con este puente se “evita dar la vuelta por la Chantrea y se ahorra kilómetro y medio”, dice Juan José Echávarri Azcona, de 63 años. Antes de que se construyese este paso, había dos maneras de cruzar el río y llegar al parque Aranzadi. Una de las opciones era dar toda la vuelta y entrar por el lado opuesto a través del puente situado en la calle Padre Adoáin o en la dirección contraria, a través del paso situado a unos metros en la calle del río Arga. Los vecinos de la zona afirmaron estar encantados con el nuevo acceso al parque de Aranzadi.

Muchos de los peatones que pasaron por la calle se pararon a contemplar el nuevo punto de acceso al parque que se abrió en diciembre de 2013 y que, con sus 150.000 metros cuadrados, se ha convertido en el segundo mayor espacio verde de la capital foral, después de la Ciudadela.

Un hombre estaba sentado en uno de los bancos cercanos a la pasarela a las 10:30. Observaba cruzar a matrimonios, ciclistas, padres e hijos, abuelos y nietos en carrito la nueva estructura, que “cumple su función”, dijo Mauricio Jubilar, pero no es el único que opina así. Javier Fuente de 70 años, una persona que acababa de poner el pie en la pasarela confiesa que se queda “con la funcionalidad y no con la estética”. Además, piensa que “era necesario para unir el barrio con el parque”, porque, como opina Javier Goñi Beorlegui, “se va a ganar mucho con este nuevo paso” porque “todo lo que sea mejorar el acceso peatonal es preferible”.

Otro de los atractivos de este puente es el paisaje que presenta. Algunos de los vecino que pasaba por este acceso destacaba la composición que formaba el Arga, los tejados de la Chantrea y el monte de Ansoain al fondo de la escena.

A toda la comunidad le parece necesario y a Elena Alonso Galán, vecina de 63 años, le preocupa que “no se respete”, porque “es algo que pagamos todos”. Por eso a la conclusión que llegan los habitantes de la zona que cruzan el nuevo puente es que es una buena inversión. A Vicky Díez Otermín le parece que “está muy bien hecho”, pero dice que ella “hubiese destinado el dinero a las huertas”.

Esta nueva pasarela tienen financiación europea, porque según el Programa operativo Fondo de Cohesión 2007-2013, obliga a la Unión Europea a asumir el 80% de los gastos.

Alejandro Vicondo, de origen argentino y vecino del barrio, apoyó la iniciativa de construir este nuevo paso, porque “la idea es muy buena, facilita la contemplación del paisaje y ayuda a los vecinos. El dinero está bien empleado”.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE