Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Burlada

Medio millón de euros para abrir ventanas al 'cubo' consistorial

  • Aunque se inauguró solo hace siete años, ha sido necesario cambiar el sistema térmico y la estructura

Medio millón de euros para abrir ventanas al 'cubo' consistorial
El 'cubo' consistorial de Burlada.
Archivo
  • ​M.M. Burlada
Actualizada 23/02/2015 a las 10:44
Sobre el papel, nadie puso pegas al diseño de un edificio consistorial de Burlada planteado como un cubo con un único balcón exterior a la plaza. Pero han sido necesarios siete años y medio millón de euros para finiquitar los problemas que ha planteado el sistema térmico de un inmueble que en invierno apenas subía de los diez grados y en verano no bajaba de los 25.

En este 2015 se terminará el capítulo de las remodelaciones con la intervención en las dependencias de Policía Municipal y sobre las que pesaba una advertencia de Trabajo de que no reunía las condiciones para sus 33 agentes. Su comisaría ubicada en el ala izquierda de la entrada principal no se ha beneficiado de la apertura en los laterales de la fachada exterior de una treintena de ventanas ni de los cambios en el sistema de calefacción y aire acondicionado.

En diciembre de 2007 se inauguró el nuevo ayuntamiento de Burlada con una inversión de 3,6 millones de euros de los que el Gobierno de Navarra subvencionó 1,3. En principio, la obra se presupuestó en 2 millones pero la incorporación de parte del aparcamiento al edificio -destinado para la flota de coches de los agentes locales y trabajadores- hizo aumentar la partida.

Pero en 2008, aquel cubo hecho de policarbonato se reveló como insuficiente para mantener el calor el invierno y ventilar el ambiente en verano. Y se hace el primer desembolso de 4.500 euros para encargar un estudio a un equipo de ingeniería para ver si se podían pedir responsabilidades a la dirección de obra y al constructor.

La respuesta dejó claro que, a partir de entonces, los arreglos tendrían que salir únicamente de las arcas municipales: en 2008 el edificio incumplía la normativa vigente en diferentes aspectos de aislamiento e instalaciones para la climatología. Pero no en el momento en que se aprobó en el proyecto, en 2003, cuando la ley era menos exigente.

DESDE 2009

En 2009, se contrata a la asesoría técnica Cener para que haga diagnóstico de las deficiencias y elabore un proyecto con las posibles soluciones. Y la cuenta siguió subiendo con dos facturas por ambos encargos de 16.820 y 12.600 euros.

Al año siguiente, con el informe de Cener, se acudió a un estudio de arquitectura para que hiciera un proyecto y asumiera la dirección de obra de los trabajos de remodelación. Un paso que traducido en euros supuso 38.000 euros en concepto de honorarios y 458.000 para los trabajos.

El resultado fueron estas ventanas colocadas en los laterales del edificio y trasera, sin alterar la fachada principal.

“La obra se encareció porque la estructura originaria se colocó pensada para soportar el peso del policarbonato. Pero, cuando se introdujo la carpintería de las ventanas, así como el pladur para dividir diferentes estancias, se vio que no lo soportaría, así que también hubo que modificarlo”, indica el alcalde de Burlada, el regionalista Juan Carlos González.

Pero esta vez el Gobierno de Navarra subvencionó tanto la factura del equipo redactor -dentro de un capítulo para fomentar la reducción de consumo energético- y la ejecución de los trabajos mediante otra del fondo de libre determinación. Pero la inversión de 60.000 euros para redistribuir las dependencias de Policía Municipal así como hacer un sistema de climatización independiente del resto del edificio no tendrá ayuda.

Así que el dinero salido directamente de las arcas municipales para la remodelación del ayuntamiento alcanza casi los 100.000 euros. Al menos, es un capítulo al que definitivamente se le ha puesto el punto final aunque, advierte el alcalde, tiene su complejidad. “Funcionamos con suelo radiante y ventilación en el techo para el aire acondicionado. Hay que programar con antelación porque no se puede calentar o enfriar en dos días, sino a un día vista. Pero para Policía Municipal este sistema no sirve porque trabajan las 24 horas siete días a la semana. Así que contarán con su propio circuito”.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE