Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Pamplona

Una tetería en una antigua capilla de la calle Curia

  • Según María Blanco, una de las dueñas, el gusto por el té en Pamplona ha crecido y ha evolucionado mucho

Una tetería en una antigua capilla de la calle Curia

María Blanco y su hija, Luna Sumi, en la tetería que atienden en la calle Curia.

calleja
0
Actualizada 20/01/2015 a las 09:34
  • ​I.R. Pamplona
Detrás del mostrador de la tetería La Luna encontramos a María Blanco y a su hija, Luna Sumi. Desde hace un año, madre e hija han querido hacer de su tetería un lugar acogedor, abierto a iniciativas sociales por el bien común y con una carta que incluye, además de más de cien variedades de té, cafés, chocolates, postres y tostas, donde prima lo artesano y el producto ecológico.

“Nuestro objetivo principal es que la gente que venga aquí se sienta como en su casa”, explica María Blanco, un objetivo que se intuye nada más observar la decoración cálida del establecimiento. El local se abre con un estrecho pasillo junto a la barra y varios expositores con los postres, pastas y galletas artesanas. “Hay gente que viene aquí expresamente para probar nuestras pastas de canela”, reconoce María.

El pasillo termina en una pequeña estancia de mesas pequeñas y butacas, donde se encuentra también, lo que María Blanco define como ‘el pequeño supermercado’. En sus casilleros se encuentran aceites y vino ecológico, cafés aromáticos, sidras con distintos sabores, bolsas de té para preparar los gin tonic, cervezas artesanas y chocolates de distintos tipos para llevar a casa. “Del mismo modo todos los productos y postres que tenemos en la tetería se pueden preparar para llevar”, añade Blanco.

UN RINCÓN PARA LA LECTURA

Dentro de esta vocación como lugar de estancia, la tetería dispone de otro pequeño rincón de lectura con prensa y libros y finalmente se accede a la estancia más amplia, al fondo del local, destinada principalmente a tetería, con un expositor con las distintas teteras que se utilizan para realizar los tes y decoración, con tapices y cojines repartidos sobre sillones a ras de suelo, que roza un ambiente oriental. Un espacio que conserva la estructura de lo que fue antaño, una capilla privada dentro de una casa señorial.

LA CASITA AMARILLA

La tetería dispone también de un pequeño patio donde se encuentra la llamada ‘casita amarilla’, un lugar que María Blanco cede gratuitamente a aquellos ciudadanos que necesiten un espacio para presentar un libro, cuadros, dar charlas... y no puedan alquilar una sala. “La casita amarilla está dirigida a iniciativas que se hagan por el bien común y sin ánimo de lucro”, define María Blanco.

La propietaria de la tetería señala que en los últimos veinte años, cuando conoció y descubrió el mundo del té en Irlanda, el gusto por el té en Pamplona ha crecido y ha evolucionado mucho. “Aquí tenemos clientes de todo tipo, por lo general gente viajera, que conoce los distintos tipos de té y también personas a las que les gusta pero que tienes que asesorar cómo se debe preparar correctamente, la proporción, la cantidad de azúcar..., etc.

Un buen té se disfruta muchísimo más cuando se ha preparado bien. Hay clientes que vienen de paso, empleados de oficinas cercanas, turistas, y cada vez más, clientela fija, cosa que me encanta porque yo disfruto conociendo a mis clientes”, explica María Blanco.

En cuanto al tipo de té que más salida tiene o que más se demanda, María no se queda con ninguno: “La verdad es que la gente pide de todo, té blanco, verde, rojo, negro y también el digestivo rooibos, sobre todo las horas de después de las comidas.

MÁS QUE TES

La carta de la tetería se completa con otros productos como pueden ser los distintos tipos de chocolates italianos artesanos, pastas de cacao y de canela, también panecillos integrales, zumos naturales e infusiones de frutas elaborados al momento, crepes y una variedad de tostas elaboradas con aceite de arbequina, tomate ecológico, confituras de queso brie o paté de aceitunas.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra