Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Comercios singulares

20 años cosiendo patchwork

  • Pamplonesa de 56 años y madre de tres hijos, Esperanza Ainaga Salaberri decidió innovar y ofrecer un servicio nuevo en el negocio familiar

Esperanza Ainaga Salaberri con su hijo, Egoi Artieda Ainaga, en la tienda de máquinas de coser y patchwork.

Esperanza Ainaga Salaberri con su hijo, Egoi Artieda Ainaga, en la tienda de máquinas de coser y patchwork.

cordovilla
0
04/12/2014 a las 06:00
  • I.R. Pamplona
Si hay algún sonido familiar para Esperanza Ainaga Salaberri ese es el traqueteo de un máquina de coser. Su padre, Pedro Ainaga Lasheras, era mecánico de estas máquinas, primero de tipo más industrial y luego, con el cierre progresivo de las empresas textiles en España, el negocio se orientó más a las máquinas domésticas.

“A mí me gustaba coser y comencé a ayudarle a mi padre en la tienda. Después, al quedarme sola al frente de la tienda y con la idea ofrecer un servicio nuevo me interesé por el patchwork”, explica.

EL ARTE DE UNIR TELAS

Esperanza Ainaga cuenta que fue uno de los comerciales representantes de la marca de hilos Gutermann los que le habló de esta nueva técnica de costura. “El patchwork se está poniendo muy de moda en Barcelona”, me dijo. Y Esperanza Ainaga marchó para allí y comenzó hacer cursos de formación de la mano de expertas como Gloria Llopart o Rosario Casanovas.

Con origen en Estados Unidos y con la idea de reciclar retales, el patchwork consiste en unir varias telas de distintas texturas y luego acolcharlas. “Primero empecé cosiendo y acolchando a mano pero ahora en lo que me he especializado es en el patchwork a máquina, porque no hay que olvidar que yo tengo una tienda de máquinas de coser”, afirma Esperanza Ainaga.

En las estanterías del local que tiene en el barrio de San Juan, se apilan más de 600 variedades de telas, la mayoría provenientes de Estados Unidos. Telas de algodón que luego se van a convertir en tapices decorativos, colchas, cojines, bolsos y neceseres. Se dispone también de hilos de todos los colores y grosores y botones decorativos.

CURSOS Y TALLERES

En la actualidad, en la tienda de Esperanza Ainaga se reúnen 135 personas, en distintos días de la semana y con variedad de horarios, para aprender patchwork o corte y confección. Además de Esperanza hay otras tres profesoras de corte y confección y se disponen grupos de máximo 5 alumnos. Esperanza Ainaga señala que la clientela es de lo más variada. “Hay muchas treintañeras que quieren aprender a coser y diseñar su propia ropa y se compran su propia máquina de coser”, comenta Esperanza Ainaga. “Pero el coser no tiene edad y también organizados cursos para niñas, en su mayoría, que a partir de los diez u once años, hay que ver cómo manejan una máquina de coser y se hacen sus propios bolsitos”.

La tienda está especializada en la marca suiza Berlina. En el expositor del local se puede comprobar cómo ha evolucionado las máquinas, desde los pedales y la rueda de una Singer hasta las máquinas prácticamente electrónicas de hoy, que no sólo cosen sino que bordan y acolchan, hacen ojales..., etc.
“Aquí enseñamos a coser con las nuevas tendencias, de forma más industrial. No cogemos ni hilos flojos ni hilvanes como podían hacer nuestras madres”, afirma Esperanza Ainaga.

La tienda dispone de una línea de máquinas más económicas para la gente que está comenzando cuyo precio puede rondar los 280 euros. Una máquina de altas prestaciones, como los distintos modelos de Berlinas que se encuentran en el establecimiento, puede superar los 1.000 euros. “En el establecimiento tenemos y preferimos vender máquinas con unas prestaciones mínimas y de calidad, frente a otros modelos más baratos”, defiende.

Y si Esperanza Ainaga siguió los pasos de su padre, puntada tras puntada, la última incorporación al negocio ha sido la de uno de los tres hijos de esta, Egoi Artieda Ainaga, de 29 años, que dejó su trabajo de mecánico de coches y camiones para aprender el manejo de las máquinas, su funcionamiento y reparación.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra