Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

GIGANTES

Americanos de goma

  • Rubén Platero baila gigantes en Falces y fabrica réplicas a pequeño tamaño de numerosas comparsas

Mario Vargas Llosa junto a Rubén Platero en la presentación de los gigantes de goma americanos.
Mario Vargas Llosa junto a Rubén Platero en la presentación de los gigantes de goma americanos.
cedida
  • beatriz díaz. Pamplona
Actualizada 25/11/2014 a las 06:00
Desde que se estrenó en 2013 no ha parado de crear reproducciones de los gigantes que admira. Su afición guarda una estrecha relación con una tradición familiar. Platero es miembro de la comparsa de gigantes de Falces, como lo fueron muchos de sus antepasados. Ha creado una empresa que fabrica y vende gigantes de goma como juguetes.

El sábado presentaba a Toko Toko y Braulia, la réplica de la pareja de gigantes americanos de la comparsa de Pamplona, cuando de repente, apareció el escritor Mario Vargas Llosa. El nobel de Literatura se encontraba en Pamplona con motivo de la obra ‘Kathie y el hipopótamo’, de la cual es autor, que se representó el viernes en el Teatro Gayarre. “Sin duda fue una agradable casualidad”, cuenta Platero.

A las 12 del mediodía comenzó la presentación de los gigantes americanos con unas dianas protagonizadas por los gaiteros Haizeberri . A lo largo de la mañana los asistentes pudieron disfrutar de un lunch en el que estuvo presente Vargas Llosa. Platero comenta que “estuvo alrededor de una media hora. Mucha gente se acercó al verle”.

También se sorteó una pata de jamón que aspiraban a ganar aquellas personas que comprasen una pareja de los gigantes americanos. El ganador fue el miembro de la comparsa de Pamplona que baila con Toko Toko. “Me dijo que la gente iba a pensar que era tongo. La verdad es que fue otra de las casualidades del día”, asegura Platero.

UNA CURIOSA AFICIÓN

Sus réplicas de los gigantes miden alrededor de 24 centímetros, nada que ver con los casi cuatro metros que alcanzan los originales. “Tardamos unos 3 meses en hacer solo el molde”, explica Platero. Primero un escultor lo crea en unos 10 días. Después se le inyecta goma y se deja en el horno unos 20 días. Por último, se pintan en una fábrica. Todos los materiales son atóxicos, ya que son juguetes para niños. “Al día se producen unas 60 figuras”, detalla Platero.

Hasta el momento ha creado 10 parejas de gigantes de diferentes localidades como Falces, Funes, Murchante, Marcilla, Buztintxuri, Noáin y del barrio de la Rochapea de Pamplona. Entre estos también se encuentran los gigantes de la comparsa de Pamplona, en concreto la pareja de los europeos (Joshemiguelerico y Joshepamunda) y ahora la de los americanos (Toko Toko y Braulia).

“La gente preguntaba ya con ganas por las próximas parejas ”, cuenta Platero. El próximo 30 de noviembre se presentarán los gigantes de Villava en su plaza consistorial. “Para Navidades tenemos pensado hacer otras 4 parejas”, comenta.

Los gigantes europeos y los americanos presentan una novedad respecto al resto. Se venden en color blanco y acompañados de unos rotuladores para que los niños los pinten. Platero dice que se “los han pedido sobre todo guarderías y colegios porque es muy didáctico”.

Las parejas se pueden comprar por 25 euros en diferentes establecimientos de Pamplona como tiendas de souvenirs, de juguetes, de chucherías o videoclubs entre otros. También en algunos pueblos de la Ribera. Platero asegura haberlos mandado incluso a países como Alemania.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE