Pamplona

Los jubilados de la Chantrea restauran el mobiliario del club

  • Con ayuda de las brigadas de empleo social, son muebles que les han regalado las madres Salesianas

Los jubilados de la Chantrea restauran el mobiliario del club

El grupo de jubilados montando las mesas en la sala que destinarán a bar en el nuevo edificio.

J.A. Goñi
0
12/10/2014 a las 06:00
  • A. O. Pamplona
A las clases de gimnasia, las excursiones y la partidas de mus, los jubilados de la Chantrea han sumado desde hace un mes una nueva actividad a la que han entregado buena parte de su tiempo libre, mucho esfuerzo, y un ánimo encomiable. Con la ayuda de las brigadas de empleo social del Ayuntamiento de Pamplona de tapicería, pintura y limpieza, culminan estos días la restauración de todo el material con el que van a amueblar el nuevo centro de jubilados que quieren estrenar la semana que viene.

Después de casi un lustro de trámites, concursos y obras, el nuevo edificio, levantado en la confluencia de las calles María Auxiliadora y Cendea de Iza de la Chantrea, se terminó la pasada primavera. A partir de ese momento el consistorio, que se ha encargado de su construcción y lo hará de su mantenimiento, comenzó a buscar una partida con la que amueblarlo, una encomienda difícil cuando lo habitual en tiempos de crisis son los recortes.


MUEBLES DE LAS SALESIANAS

No podían imaginar ni el Ayuntamiento ni los jubilados que la solución a sus problemas estaba a unos metros de distancia, en el colegio María Auxiliadora. Después de 60 años de servicio al barrio, las madres salesianas habían decidido cerrar el centro. La noticia corrió por la Chantrea y llegó a oídos del Ayuntamiento.

“Estuvimos viendo el mobiliario y las posibilidades que había de reciclarlo con ayuda de las brigadas de empleo social. Al final cogimos 93 sillas, 50 de ellas plegables, pero otras que se han tapizado de nuevo y se han pintado, y 20 mesas a las que se han cambiado la tapa y se han pintado las patas”, comenta Pablo Bretos, responsable de centros del área de Bienestar Social.

A ese mobiliario hay que sumar también una mesa grande para la sala de juntas, otras 4 mesas redondas, 8 sillones similares a mecedoras, un tresillo, y una mesa auxiliar. Todo se reparte estos días por las salas y despachos del nuevo edificio.

María Asun Apesteguía, colaboradora y miembro del club de jubilados, afirma que el trabajo ha sido duro, pero que el resultado final ha merecido la pena. “Estamos encantados con el nuevo centro, ahora disponemos de espacio más que suficiente para que se organicen aquí actividades que se imparten en otros barrios. Vamos a tener una sala en condiciones para impartir la gimnasia, y todas las salas cuentan con una pared que está formada por armarios. Pero una de las principales ventajas es la accesibilidad, porque la sede actual está en un primer piso sin ascensor, y eso es un obstáculo para mucha gente mayor a la que resulta imposible acercarse”, dice.

En la sala de bar falta todavía el mobiliario. Una parte se trasladará desde el actual club de jubilados, pero la cafetera, el molinillo y el lavavajillas serán nuevos. “Nuestra idea es que podamos trasladarnos al nuevo edificio al final de la semana que viene, cuando ya esté todo completo”, dice María Asun Apesteguía.

En estos momentos el club de jubilados Irubide tiene más de 300 socios, aunque son muchos los que pertenecen también a alguno de los otros clubes del barrio (San Cristóbal, Auzotegi y Orvina 1200), con los que comparten actividades. Este año, por vez primera, se ha implantado en Irubide una cuota: 12 euros anuales.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE